Skip to content

Cómo hacer una auditoría SEO paso a paso [Checklist 2020]

Auditoría SEO.

Las dos palabras que más miedo dan a una persona principiante en esto del posicionamiento en buscadores.

Pero no es para tanto.

La clave está en centrarse en lo importante y seguir un orden para no volverte loco/a corrigiendo errores.

Y eso es precisamente lo que quiero: que no te vuelvas loco/a.

Por eso a continuación te enseño cómo hacer una auditoría SEO, sea cual sea tu nivel en SEO, para que revises los elementos más importantes hoy mismo y hagas las modificaciones necesarias para escalar posiciones en las SERPS de Google.

Vamos allá.

Qué es una auditoría SEO

Vamos a dar una definición para empezar la explicación desde cero y hacerla lo más fácil posible.

¿Quieres DUPLICAR tu TRÁFICO?

Curso de SEO 100% Gratuito.

  • Crea una web optimizada SEO
  • Aumenta su tráfico con estrategias seguras
  • Gana dinero pasivo con ella

Una auditoría SEO es un análisis inicial del estado actual de un proyecto web en relación al posicionamiento en buscadores.

Dentro de este análisis deben revisarse factores relacionados con el SEO on page, el SEO off page y la experiencia de usuario. Por eso es buena idea subdividir la auditoría en estas cuatro áreas, o en las que tú consideres e ir poco a poco.

Si no lo haces así y vas buscando errores sin ningún tipo de orden ni estrategia, la auditoría SEO va a ser un caos.

¿Cuándo hacerla y por qué?

beneficios de hacer una  auditoría SEO

Llevar a cabo una estrategia SEO y mejorar el posicionamiento de un sitio web no es cosa de tres días, ya lo sabes.

El SEO es un proceso largo que requiere su tiempo y no da resultados de un día para otro. Por eso, analizar y auditar un sitio web todos los días no merece la pena y puede llegar a generarte estrés innecesario.

Se suele realizar una auditoría web una vez al trimestre o dos-tres veces durante el año. Una auditoría SEO exhaustiva, claro.

No hablamos de apretar el botón de Site Audit de Ahrefs. Eso puedes hacerlo incluso de forma semanal, así como pasar el Screaming Frog a tu web. Son cosas que entran dentro de tus tareas SEO semanales.

Pero hablamos de una auditoría mucho más extensa que también harías, por ejemplo, si compras una web a otra persona o si comienzas a prestar servicio de consultoría SEO a un nuevo cliente.

Respecto al porqué, creo que tanto tú como yo tenemos claros los beneficios de hacer una auditoría SEO:

  • Supone un control exhaustivo para asegurarte de que tus acciones SEO van en la dirección correcta.
  • Identificar nuevas oportunidades y organizar nuevas estrategias para mejorar el posicionamiento de tu web.
  • Mejorar el ratio de conversión de las páginas mejor posicionadas.
  • Corregir errores típicos como páginas 404, páginas con thin content o incluso sin él, posts que no están cumpliendo la intención de búsqueda para la que fueron redactados, etc.

¿Qué debe incluir una buena auditoría SEO?

qué incluye una buena auditoría SEO

Como he mencionado al principio, hablar de auditorías entraña cierto temor entre las personas que no se consideran expertas en esto del posicionamiento web.

Mira.

Hay tantas herramientas que hacen el trabajo por nosotros que el miedo es el peor de tus aliados, así que déjalo ir.

Lo importante aquí es tener claras las áreas que debes revisar cuando de SEO y palabras clave se trata e ir analizando de forma ordenada:

  1. Análisis técnico: revisar los enlaces, el funcionamiento de la web en general, la velocidad de carga o que el contenido sea accesible, fácil de leer y de entender.
  2. SEO on page: la estructura de la página, la estrategia de contenidos y palabras clave, las categorías, el interlinking y el traspaso de autoridad entre páginas, los textos duplicados, el thin content y la intención de búsqueda son algunos de los factores importantes en este área.
  3. SEO off page: lo que vienen siendo las citaciones y enlaces. Una buena estrategia de link building marcará diferencias en función del sector y temática de tu web.

💡 Nota: Si no tienes ningún tipo de conocimiento sobre posicionamiento web te recomiendo que contrates profesionales SEO que puedan hacerte la auditoría y ayudarte con una buena estrategia. En mi agencia BigSEO podemos hacer una auditoría exhaustiva de tu proyecto y ayudarte en su relanzamiento.

Momento publicitario finalizado.

Seguimos.

Cómo hacer una auditoría SEO: Guía paso a paso

A continuación te muestro punto por punto cuáles son las tareas a realizar o los elementos más importantes de cada una de las áreas en una auditoría web.

Vamos a ello.

SEO on page

Qué está pasando dentro de tu web y qué cambios aplicar que influyan positivamente sobre su posicionamiento web. Esa es la clave de la auditoría del seo on page.

Entre otras cosas, debes revisar:

Código fuente – Programación

Si tienes 0 conocimientos sobre código quizás sería mejor buscar a alguien que realice la auditoría de esta parte, pero también te digo que con la gran cantidad de herramientas que hay en la actualidad, seguramente puedas hacerlo tú.

En este apartado revisaremos las migas de pan. Veremos si están cumpliendo su función, si la jerarquía es correcta y si estás correctamente implementadas.

Muy importante también, y te sorprenderías de la cantidad de webmasters que lo tienen mal: comprobar que solo exista una única versión de tu web. Es decir, con www o sin ellas, con http o https, pero una única versión. El resto deberán redireccionar a la buena mediante una redirección 301.

En el caso de que la web esté traducida en varios idiomas y se dirija a varios países tendrás que revisar las etiquetas hreflang para comprobar que están bien implementadas. Échale un ojo a mi guía para hacer seo internacional para saber más.

Revisa también las canonicals y las paginaciones porque hay muchas formas de hacerlo y siempre suelen aparecer errores en este terreno, sobre todo si estás haciendo una auditoría para cliente y nunca han hecho SEO a su web.

👉 Mira este artículo de Sistrix en el que explican la forma óptima de hacer las paginaciones en webs grandes.

Y por último, de extrema importancia en la actualidad, el tema de los datos estructurados. Revisar que estén bien implementados y, en caso de no estarlo, ya sabes cuál será una de las recomendaciones en el informe final de tu auditoría SEO.

Intención de búsqueda – Contenidos

Revisar si tus contenidos están cumpliendo la intención de búsqueda actualmente. Para ello, clasifica keywords para enfocar bien los contenidos (también los nuevos que hayas incluido en la nueva estrategia).

auditar intención de búsqueda SEO
En este ejemplo, el usuario busca un curso de SEO y es precisamente lo que le ofrezco. Sin paja, sin rollos macabeos. Entra, escribe su email y recibe mi curso SEO. Intención de búsqueda correctamente satisfecha y top 1 en Google.

Aprovecha herramientas como Ahrefs y su función Content gap – Mostrar palabras clave para ampliar keywords y nuevas URLs para ser más relevante. Incluye todas esas palabras en tu nuevo keyword research.

Revisa todos los meta titles y meta descriptions para comprobar que están optimizados para la keyword a tacar en cada URL. Puedes hacerlo con Screaming Frog de forma rápida.

auditoría de meta titles y meta descriptions

Comprueba también que no existan títulos h1 duplicados y que las etiquetas meta de las descripciones inviten a hacer clic en tu resultado. Esto último hazlo sobre todo para las URLs que ya tienes posicionadas en la página 1 de Google porque así mejorarás el CTR y la captación de tráfico desde la SERP.

Analiza los subtítulos h2, h3 y h4 de cada página y comprueba que ataquen las intenciones de búsqueda más relevantes. No hace falta que incluyas la palabra clave en cada uno de ellos, sino que puedes incluir sinónimos, entidades SEO y semántica relacionada.

Una herramienta útil y económica que puedes usar para todo esto es Kiwosan o, si tienes presupuesto, puedes usar Sistrix o Semrush, que son las que ya conocemos todos.

También puedes instalar el extractor de entidades SEO de Fede Gómez, que es una extensión para Chrome que sirve exclusivamente para extraer entidades de página. O, directamente, buscar la keyword en Google e irte a la sección de “imágenes”. Todas las palabras que aparecen en la parte superior, son entidades.

Revisa las páginas que no tienen contenido y piensa en crearlo para darle cierta semántica y para no llevarte una penalización por thin content de parte de Google. Si tienes URLs con menos de 300-500 palabras, sería recomendable que ampliaras esos textos.

Presta atención también al contenido duplicado o similar, así como a las canibalizaciones SEO que están respondiendo a la misma intención de búsqueda. Una forma muy sencilla de hacerlo, sin herramientas de pago de por medio, es a través de un comando de Google:

Site: tuweb.com + “palabra clave”. 

Después analiza las URLs que se muestran y comprueba si están canibalizando.

detectar canibalizaciones SEO en una auditoría

También puedes hacerlo vía Google Search Console:

Rendimiento – Seleccionar palabra clave de la lista – Páginas

Analiza también las URLs que no están posicionadas y que no están llevando tráfico. ¿Merece la pena mantenerlas o es mejor eliminarlas?, ¿se puede mejorar el contenido para intentar posicionarlas?

Recuerda que si tienen enlaces apuntando hacia ellas y vas a eliminarlas no está de más aprovechar ese link juice realizando una 301 hacia otra URL de temática relacionada dentro de tu web.

Y. por último, te invito a leer este artículo del blog oficial de Google en el que dejaron unas preguntas sobre la calidad de contenido que deberías hacerte a la hora de evaluarlo y de hacer una auditoría de contenidos web.

Indexación y rastreo

auditoría rastreo e indexación

Aquí la cosa se pone divertida.

Llámalo SEO técnico o llámalo como quieras, pero muchos de los errores que encontrarás en tu auditoría SEO están en este apartado.

Deberás buscar errores, sobre todo, relacionados con:

  • Sitemap XML: comprobar el sitemap existente y valorar qué URLs tiene incluidas y si es necesario subdividir en más sitemaps (por ejemplo, por clúster de contenidos o simplemente haciendo uno para contenido y otro para imágenes)
  • Robots.txt: comprobar cómo está configurado y qué URLs están bloqueadas actualmente.
  • Errores 404: letales para el SEO. Revisa que no existe ningún error 404 en tu web y que además no sean indexables puesto que estarías perdiendo rastreo. Revisa además que ninguna URL apunte hacia ellas.
  • Redirecciones 301: lo mismo que en el caso anterior. Ambas cosas puedes mirarlas a través de Screaming Frog de forma fácil.
  • Logs: con herramientas como GoAccess, o sin ellas si tienes un sysadmin o un gestor de hosting, puedes revisar tus longs y ver todo lo que tiene que ver con los movimientos del bot de los principales buscadores por tu web.
  • Rastreo y renderizado correcto por parte de Googlebot: esto puedes verlo a través de Google Search Console. Aprovecha y revisa también la usabilidad móvil y las métricas web principales (las core web vitals).
  • Indexación: a través del apartado de Cobertura dentro de Search Console, revisa qué URLs están bien indexadas, cuáles están desindexadas y cuáles se rastrean pero no se indexan.

Interlinking o enlazado interno

Ya hablé sobre cómo hacer un buen interlinking en mi blog, pero a nivel auditoría sí puedo decirte que debes revisar lo siguiente:

  • Que no existan enlaces hacia imágenes o archivos. Y, en general, no enlazar hacia URLs que no tienen enlaces salientes o que no sean indexables.
  • Que no haya enlaces salientes rotos. No tanto por SEO, pero sí por mejorar la experiencia de usuario.
  • Anchors de los enlaces internos: aprovecha para utilizar keywords exactas y longtails, pero variando. Ten en cuenta además el enlazado por clústers para que la navegación sea más fácil e intuitiva.
  • Que no se hayan colocado enlaces internos nofollow.
  • Revisar y calcular el traspaso de autoridad entre URLs teniendo en cuenta el negocio que generan. ¿Las de mayor autoridad son las que generan más conversiones?

👉 Para ver el PR de cada URL puedes utilizar Screaming Frog y revisar la columna de Link Score o usar Ahrefs y fiarte de su DR.

SEO off page

auditoría link building

En lo que se refiere a enlazado externo, es decir, enlaces o backlinks hacia alguna de las URLs de tu website, hay varias cosas que debemos analizar:

  • Anchoring: ¿con qué anchor se está enlazando? Si se hizo una estrategia agresiva en foros y webs gratuitas y se abusó de anchor, es mejor aplicar disavow y tener un perfil de enlaces limpio.
  • Enlaces tóxicos: aplica disavow sin compasión.
  • Patrones de enlazado: revisa que no existan patrones poco naturales que los revisores de Google puedan indentificar.
  • URLs referentes: ¿hay alguna URL que haya recibido multitud de enlaces? Revisa el enlazado interno para traspasar la autoridad que ha generado, pero recuerda que el 15% se va diluyendo.
  • Autoridad: detecta las URLs con más enlaces entrantes y las que menos y establece una estrategia para enlazar las URLs que realmente te generan conversiones y dinero.
  • Competencia: revisa las estrategias de link building de la competencia. Lo de replicar está ya muy visto. Yo te digo que lo mejores, que siempre es mejor estrategia que la de replicar.

Otros elementos a revisar

Ademnás de todo lo anterior, seguro que se te ocurren otras cosas que revisar. Si te has quedado con ganas de más, echa un vistazo a lo siguiente:

  • Arquitectura de la información y niveles de profundidad: ¿El usuario accede de forma fácil a todos los contenidos?
  • Comprobar que la versión de móvil de tu web carga rápido y muestra todos los elementos que quieres mostrar (menú, contenido, enlaces internos, footer, imágenes, multimedia…). Revisa los posibles errores en la pestaña de usabilidad móvil de Google Search Console.
  • Analítica: revisa que Google Analytics esté correctamente instalado y configurado. Además, antes de iniciar tu auditoría es importantísimo que tengas claros los kpis que se han estado midiendo y revises si son los adecuados o si se debería incluir algún otro.
  • WPO y velocidad de carga: utiliza las diferentes herramientas de Google para analizar las core web vitals y el tiempo que tarda tu web en cargar. Seguro que puedes optimizarlo con ayuda de un profesional del WPO.

Por si te ayuda, te dejo enlace hacia este artículo en el que dejo consejos para mejorar la velocidad de carga de tu web.

Y hasta aquí todo lo que tenía que contarte. Creo que con esto es más que suficiente para hacer una buena auditoría SEO que te dé pistas sobre la estrategia que se ha seguido hasta ahora y cómo se podría mejorar para mejorar tu posicionamiento web a futuro.

Quiza tambien te interese :

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *