Skip to content

Cómo mejorar la velocidad de carga de tu web en 2018

¿Sabías que puedes estar perdiendo miles y miles de visitas en tu sitio web porque tu web no carga lo suficientemente rápido? Pues sí. Un par de segundos de más pueden pasarte una factura enorme.

Seguro que es algo que no te puedes permitir. ¿De qué sirve todo el trabajo que le dedicas a tu web si resulta que la gente se marcha justo en la puerta porque se ha cansado de esperar a que le abras?

Para ponerle remedio, en este artículo voy a enseñarte cómo comprobar si tu web aprueba o suspende en velocidad de carga y qué debes tener en cuenta para conseguir que cargue más rápido.

Por qué es tan importante mejorar el Page Speed

La velocidad de carga es fundamental para la experiencia del usuario.

Y si es importante para el usuario, también lo es para Google y el posicionamiento.

¿Hasta qué punto es importante?

¡Mucho! Tanto que cada milisegundo cuenta.

Piénsalo. Nuestra paciencia como usuarios cuando queremos acceder a una web a estas alturas es mínima, sobre todo si estamos utilizando un dispositivo móvil.

¿Quieres DUPLICAR tu TRÁFICO?

Curso de SEO 100% Gratuito.

  • Crea una web optimizada SEO
  • Aumenta su tráfico con estrategias seguras
  • Gana dinero pasivo con ella

¿Qué ocurre cuando consideramos que una web tarda demasiado en cargar?

Que directamente nos vamos, seguramente para no volver, y buscamos otra opción.

¿Imaginas ese altísimo porcentaje de rebote en tu web?

¿La cantidad de visitas, dinero y conversiones que puedes estar perdiendo por unos segundos de más?

Pues, para que te hagas una idea, el 47% de los usuarios esperan que una web tarde 2 segundos o menos en cargar mientras que un 40% no duda en abandonar una web con un tiempo de carga de más de 3 segundos.

La velocidad de carga es, al mismo tiempo, cada vez más determinante para el posicionamiento.

Sobre todo con el uso masivo de Internet desde dispositivos, que ya ha llevado a Google a priorizar las versiones móviles en sus resultados de búsqueda (Mobile First Indexing).

En esta línea, el mismo Google ya anunció que  la velocidad de carga en mobile será un factor que afecte directamente al ranking de las webs.

Si cada milésima de segundo cuenta, más aún en dispositivos móviles. Según un estudio de Google, la probabilidad de rebote en una web aumenta de forma drástica con cada segundo de más:

¿Esto qué quiere decir? Pues que sí o sí debes empezar a detectar cuáles son esos factores o elementos que pueden estar afectando a la velocidad de carga de tu web y ponerles remedio lo antes posible.

Herramientas para medir el tiempo de carga

Para empezar, lo que debes hacer es comprobar la velocidad de carga de tu web para saber si aprueba o suspende.

Para ello, puedes usar varias herramientas gratuitas, que también te proporcionarán indicaciones sobre lo que está fallando y te harán recomendaciones al respecto.

Para obtener resultados más reales, te recomiendo que realices los test en modo incógnito en tu navegador.

PageSpeed Insights

PageSpeed Insights es una herramienta de Google que analiza tu web y te da una puntuación de 0 a 100 tanto en versión de escritorio como móvil.

Cuanto más cerca de 100, mejor. Por encima de 80, ya tienes el aprobado.

Tan solo tienes que introducir la URL y te dará los resultados en pocos segundos.

La herramienta te facilitará asimismo una serie de indicaciones y recomendaciones. No te conformes con el aprobado, si es tu caso. Ten estas recomendaciones en cuenta y mejora lo que tengas que mejorar.

GTMetrix

GTMetrix es una herramienta que analiza tu sitio web realizando simultáneamente los test de velocidad y rendimiento de Google PageSpeed y de la extensión Yslow de Firefox.

Tan solo necesitas introducir tu URL y en unos segundos te facilitará un diagnóstico.

Asimismo, te aportará un amplio reporte de sugerencias de mejora en orden de prioridad.

Pingdom

Pingdom te permite hacer un test de tu sitio web desde distintas regiones del mundo.

Como en los casos anteriores, tan solo debes introducir la URL para recibir el reporte de resultados y las recomendaciones de mejora con su correspondiente puntuación y prioridad.

WebPageTest

WebPageTest te permite elegir la localización y el tipo de navegador para analizar el tiempo de carga de tu web. Además, en cada prueba de velocidad realiza tres test, por lo que puedes obtener una media.

Con estas herramientas tienes más que suficiente para comprobar si tu web necesita mejorar su velocidad de carga y saber qué es lo que principalmente está fallando.

Consejos para que tu web cargue más rápido

A continuación, vamos a ver cuáles son esos factores que debes tener muy en cuenta a la hora de optimizar la velocidad de carga de tu web para que se adapte a las exigencias de los usuarios y de Google.

1.- Elige un buen hosting

No te servirá de mucho tener una web optimizada si el hosting no está a la altura en cuanto a estabilidad y el tiempo de respuesta. Es por esto que, sí o sí, debes elegir un hosting de calidad. Y, sí, la calidad se paga.

No obstante, por unos 5 euros al mes puedes tener perfectamente un hosting de calidad que cumpla con las necesidades de tu web y no te deje tirado. Solo un buen hosting te dará las garantías que necesitas.

Por si te interesa, recientemente hicimos un estudio técnico súper completo para determinar cuál era el mejor hosting barato para WordPress. El estudio consistió en poner a prueba a tres hostings que son muy populares por su relación calidad-precio: Webempresa, Raiola Networks y Sered.

Las pruebas realizadas nos permitieron llegar a la conclusión de que Sered es el hosting que, en ese rango de precio, soporta mejor el estrés y ofrece la mayor estabilidad y velocidad.

Además, solo por estar aquí y ser un FURIOSO del Marketing, tengo una sorpresa para ti:

¿Qué te parecía poder tener dos meses gratis de hosting?

¡SOY UN FURIOSO Y QUIERO DOS MESES GRATIS DE HOSTING!

A partir de ahí, tú decides. Da igual el proveedor que elijas, pero apuesta por un hosting de calidad.

Elegir mal tu hosting puede salirte muy caro. Y, desde luego, no merece la pena por unos euros al mes.

2.- Elige un tema ligero y optimizado

¿Sabías que el 77% de los temas de WordPress más vendidos suspenden en velocidad de carga en escritorio y hasta el 96% en mobile? Asombroso, pero cierto.

Muchas plantillas, sobre todo las que ofrecen mayores opciones de diseño y personalización, contienen errores nativos relacionados con exceso de código, shortcodes, plugins obligatorios, imágenes, etc.

Todo esto, al final, acaba pasando factura al rendimiento y velocidad de carga de tu web, más allá de que el tema estéticamente sea lo que estabas buscando.

Es por esto que creamos Orbital Theme, el único tema de WordPress optimizado para SEO y sin una línea de código de más, para favorecer la velocidad de carga, el posicionamiento y la experiencia de usuario.

Con las configuraciones adecuadas, Orbital puede ayudarte a que tu web cargue como una bala. Y no es que lo diga yo, que también. Son muchas personas las que ya han podido comprobarlo.

Comprar ORBITAL THEME

Ahí lo dejo. Pero lo que sí te recomiendo es que, a la hora de elegir un tema, no te fijes únicamente en la parte estética y verifiques previamente hasta qué punto está o no optimizado.

Cuanto más aproveche las funcionalidades nativas de WordPress y menos dependa de elementos y programas externos, mejor.

3.- Aplica la regla de menos es más en el diseño

No te dejes llevar sólo por la estética y aplica la regla de menos es más.

Cada elemento que introduzcas en el diseño de tu web afectará al tiempo de carga de tu web. ¿De qué te va a servir tener una web súper bonita si los usuarios ni entran porque tarda demasiado en cargar?

Apuesta por un diseño limpio y minimalista.

Este tipo de diseños favorecen la experiencia del usuario, harán que tu web sea más ligera y cargue más rápido y, en consecuencia, tendrá un mejor posicionamiento.

4.- Reduce el tamaño y peso de las imágenes

Las imágenes representan más del 60% del peso de tu web.

Esto no quiere decir que las elimines, porque son importantes, pero sí que debes optimizarlas al máximo.

Hay plugins como WP Smush que se encargan de comprimir las imágenes al subirlas a tu web.

Pero, aún así, te recomiendo que además optimices el peso y tamaño de tus imágenes antes de subirlas con alguna herramienta como Photoshop, Optimizilla o Compressor.io.

5.- Evita los plugins innecesarios

La oferta de plugins de WordPress es casi infinita. Los hay de todo tipo, para añadir múltiples funcionalidades a nuestra web y hacer prácticamente todo lo que podamos imaginar.

No hay duda de que los plugins pueden facilitarnos mucho la vida. Pero no te dejes llevar por la tentación.

Instala únicamente aquellos que realmente te merezcan la pena y acuérdate de desinstalar y eliminar aquellos plugins que puedas haber instalado en un momento dado pero que ya no utilices.

Los plugins, unos más que otros, pueden sobrecargar tu web y hacer que sea más lenta.

6.- Optimiza el código y evita la saturación

El exceso de código afecta a la velocidad de carga de tu web.

Cada vez que introduces algún elemento o programa externo a tu web, se va añadiendo HTML, CSS (Hojas de Estilo) y JavaScript no optimizado y se van generando capas y capas de código.

¿Te acuerdas de lo que te comentaba antes sobre los temas y plantillas?

Muchos no aprovechan las funciones nativas de WordPress y, para funcionar correctamente, requieren utilizar programas externos, shortcodes y plugins que pueden acabar saturando el código de tu web.

Que tú mismo no introduzcas el código manualmente, no quiere decir que ese código no esté ahí.

Evita la saturación de código y piensa en si te merece la pena sacrificar la velocidad de carga.

7.- Minimiza el CSS y optimiza la caché

Una de las recomendaciones más habituales de las herramientas que testean la velocidad de carga es minimizar el CSS (Hojas de Estilo) y aprovechar el almacenamiento de la caché en el navegador.

Minimizando el CSS, el servidor tendrá que leer menos información y podrá mostrar más rápido la página al usuario.

Por su parte, aprovechar el almacenamiento de la caché en el navegador permitirá que los usuarios no tengan que cargar toda tu web cada vez que entren.

De esta manera, parte de los elementos se quedarán guardados y podrá acceder a la web más rápido.

Todo va sumando y, teniendo en cuenta que cada milésima de segundo cuenta, merece la pena.

Una forma sencilla de solucionar esto es el plugin W3 Total Cache.

Una vez instalado y activado, te aparecerá en tu listado de plugins. A continuación, deberás clicar en “herramientas” o “settings” y habilitar la casilla de Caché de Página.

Ahora vete al apartado de “Minificar” y asegúrate de que las casillas de los ajustes de minificación JS y CSS están habilitadas. No toques nada más.

8.- Ojo con el exceso de redirecciones

Las redirecciones son útiles pero, si te pasas, afectarán a la velocidad de carga de tu web.

¿Por qué? Porque cada vez que un usuario quiera acceder a una página con una redirección, el servidor empleará más tiempo en mostrársela, porque primero tendrá que ir a una página y luego a otra para poder mostrarla correctamente.

La redirección afecta a todos los archivos de la página, lo que incluye imágenes, CSS y JavaScript.

Todo va sumando al tiempo que debe invertir el servidor para mostrar la página al usuario y, como ya sabes, cada milésima cuenta. Cuanto menos trabajo tenga que hacer el servidor, tu web cargará más rápido.

Esto no quiere decir que destierres por completo las redirecciones, porque hacen su papel, pero úsalas cuando realmente sea necesario y con conocimiento de causa.

Mucho ojo también con los errores 404, que ocasionan peticiones innecesarias al servidor, además de afectar directamente a la experiencia de usuario.

Conclusiones

Que tu web cargue lo más rápido posible es determinante. Para tus usuarios y para Google. Y, muy especialmente, cuando hablamos de dispositivos móviles.

Un segundo de más puede estar haciéndote perder mucho tráfico y conversiones.

Hay muchos factores que debes tener en cuenta. Unos son más importantes que otros, pero todos pueden ayudarte a ir rascando milésimas de segundo para acelerar la carga de tu web.

Sobre todo, presta mucha atención a lo siguiente:

  • Elige un hosting de calidad que sea estable y te garantice un tiempo de respuesta optimo
  • Elige una plantilla lo más limpia y optimizada posible. No te dejes llevar sólo por lo estético
  • Simplifica el diseño. Ten en cuenta que cada elemento sobrecargará el código y el peso de tu web.
  • Optimiza el tamaño y el peso de las imágenes de tu web

¿Dudas, comentarios? ¡Te espero aquí abajo!

Quiza tambien te interese :

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Comentarios (1)

En primer lugar muchas gracias por el contenido. He visto el tema del exceso de redirecciones y tengo una duda. En una web donde hemos tenido que hacer redirecciones porque las urls daban error por ejemplo y estaban indexadas… si después de desindexarse sigue habiendo webs que siguen teniendo un enlace apuntando a la url antigua… tenemos que mantener la redirección… y si está entrando trafico por ese enlace… estamos haciendo al servidor hacer redirecciones pero no podemos arreglarlo no?. No se si me habré explicado bien. Gracias de antemano.