Skip to content

19 formas de atraer clientes con un blog

¿Quieres conseguir clientes con tu blog? Entonces sigue leyendo, porque te voy a contar 19 formas que puedes aplicar desde ahora mismo para conseguir atraer clientes con un blog para tu negocio online, ya sea una tienda online, una web de servicios o tu marca personal. ¡Al lío!

¿Por qué un blog para captar clientes?

Antes de nada, quédate con esto. Un blog no es algo que debas hacer porque todo el mundo lo hace. Si quieres conseguir clientes, tu blog ha de ser el cuartel general de toda tu estrategia de marketing online con el objetivo de atraer primero visitas y luego lectores afines que puedan convertirse en clientes y en prescriptores de tu marca.

Tener un blog para atraer clientes es fundamental en tu estrategia de Inbound Marketing. Y no solo porque te lo diga yo.

Según un estudio de Hubspot, las webs de negocios online que tienen un blog reciben un 55% más de visitas; logran un 97% más de enlaces entrantes; un 126% más de leads y un 434% más de páginas indexadas en los buscadores.

Porcentajes de incremento en webs con blog

¿Y esto por qué? Porque con un blog puedes conseguir atraer a personas que todavía no te conocen y porque a Google le molan mucho los sitios que se actualizan a menudo y un blog es la herramienta por excelencia para generar contenido fresco.

Para terminar de ponerte los dientes largos, te diré que un blog bien hecho puede ayudarte a que tu negocio online convierta hasta un 70% más. ¿Merece la pena o no?

Y ahora sí… ¡Vamos al lío! ¡Aquí tienes 19 formas de atraer clientes con un blog!

¿Quieres DUPLICAR tu TRÁFICO?

Curso de SEO 100% Gratuito.

  • Crea una web optimizada SEO
  • Aumenta su tráfico con estrategias seguras
  • Gana dinero pasivo con ella

1.- Escribe para tus clientes ideales

¿A quién quieres vender? A todo el mundo y cuanto más mejor. ¡Mec! ¡Respuesta incorrecta!

Lo que vendes, ya sea un producto, un servicio o tu marca personal, no es para todo el mundo ni puedes llegar a todo el mundo. Cuanto antes lo tengas claro, mejor, porque de otro modo esto del blog sólo te servirá para perder tu tiempo. Esto es así.

Debes concentrarte en escribir para aquellas personas afines que puedas convertir en clientes a partir del interés que les causen los contenidos espectaculares que crees. Aquí no hablamos de conseguir miles y miles de visitas para monetizar tu blog con publicidad, lo que quieres es conseguir clientes y, para ello, debes centrarte en escribir para las personas adecuadas.

Te lo digo yo, en base a mi experiencia, pero también te lo dicen los estudios y estadísticas: los sitios web (y aquí entran los blogs) que trabajan el marketing de personas son entre 2 y 5 veces más efectivos, es decir, convierten más y mejor.

Ahí tienes a Neil Patel, quien atribuye directamente a su blog gran parte de su éxito, ya que a través del blogging comercializa sus negocios, construye su marca, vende productos y ofrece sus servicios como consultor. O aquí en España, por ejemplo, a Víctor Martín, que con su blog capta al 80% de sus clientes. Ahí es nada y son sólo un par de ejemplos.

Ten en cuenta que hay muchas personas que no te conocen pero a las que puedes llegar a través de contenidos que les sean de utilidad o que les llamen la atención por lo que sea. De eso se trata y por eso un blog es una oportunidad cojonuda para atraer clientes.

Por eso, déjate de rollos y escribe para tus Reader Personas o Buyer Personas. Obviamente, primero tendrás que saber quiénes son y conocerlas a fondo.

Identifica bien a quién quieres llegar, quiénes son esas personas que te interesan, por qué pueden ser tus potenciales clientes, determina cómo hablan, qué les interesa, qué les preocupa, que les motiva… ¡Qué les mueve! Todos nos movemos por algo.

Para afinar con la construcción de tus Reader o Buyer Personas puedes hacer fichas que te sirvan de base para afinar mucho más a la hora de crear contenidos y escribir. Para ello, tienes por ejemplo Xtensio, una herramienta gratuita que mola bastante porque te permite crear plantillas de tus “usuarios y clientes ficticios” todo lo completas que quieras.

Empieza construyendo un par de buyer o reader personas a partir de datos reales de clientes o lectores que ya tengas o puedas tener. Conforme tu negocio vaya creciendo podrás ampliar ese número.

Para recoger algunos de esos datos que necesitas y luego poder analizarlos cuentas con herramientas como Alexa o el propio Google Analytics, que te darán información precisa sobre tu público.

2.- Escribe contenidos que resuelvan problemas o necesidades

Al hilo de lo que te acabo de contar, ponte siempre en los zapatos de tus potenciales clientes y plantéate lo siguiente a la hora de determinar qué temas vas a tratar en tu blog:

  • ¿Cuál es la mejor manera de alcanzar y comunicarme con mis potenciales clientes?
  • ¿Cómo puedo atraer y retener su interés ?
  • ¿Cómo les puedo ayudar y aportar valor?
  • ¿Cómo puedo influir en su proceso de decisión de compra?

Sí, mediante los contenidos de tu blog no solo puedes atraer a personas que todavía no te conocen, sino influir en sus decisiones de compra de un producto o de contratación de un servicio. ¡Y esto mola un huevo!

Fíjate en el siguiente gráfico, que desarrolla cómo se integra el Inbound Marketing en cada uno de los pasos de compra.

En resumen, determina qué tema vas a abordar en cada uno de tus artículos pensando siempre en tus reader o buyer personas y en qué problema o necesidades quieres resolver.

Ponte en su piel para saber cómo piensan y actúan, cuáles son inquietudes y necesidades y cómo puedes tú ayudarles. Las personas no buscamos contenidos en Internet porque sí, lo hacemos con una intención: bien porque queremos informarnos de algo, formarnos, satisfacer una curiosidad, inspirarnos o entretenernos.

3.- Haz cosas diferentes y sé creativo

Ya está otra vez Romuald hablando de hacer cosas diferentes. ¡SÍ! Por favor, no te conformes con hacer lo mismo que hacen todos. ¡Haz cosas diferentes o haz las mismas cosas pero de forma diferente! ¡No tengas miedo a marcar la diferencia!

Hay miles y miles de blogs, millones de contenidos nuevos cada día y solo si haces cosas diferentes conseguirás destacar y hacerte un hueco. Es algo sobre lo que hablo a menudo y me pongo muy pesado, pero me igual porque ¡es cierto!

Causar indiferencia no te hará llegar muy lejos y puedes hacer cosas guays de maneras muy diferentes.

Mira, por ejemplo, mi serie ASCO o, lo que es lo mismo, Aprende SEO Cagando Ostias y dime si no es diferente XD

Sí, yo mismo me lo aplico cada día. ¿Hablo sobre SEO y de Marketing Online como hacen miles de personas más? Sí. Pero lo hago de forma diferente porque para darte más de lo mismo ya hay muchos.

Te cuento las cosas siempre desde mi experiencia y no te cuento milongas.

Comparto contigo todo lo que sé y voy descubriendo sin guardarme nada.

Creo mil cosas para experimentar y contártelas después.

No tengo miedo a ir contracorriente aunque eso me pueda traer críticas.

Te ofrezco distintos tipos de contenidos y siempre intento ir un paso más allá.

Te escucho para intentar darte lo que necesitas. Te gustar más o menos pero soy transparente.

Sólo te hablo de cosas que yo mismo he probado y que tú también puedes aplicar.

Te pongo ahora un ejemplo que aplicamos en uno de mis proyectos, decalaveras.com, para que puedas ver cómo hacer algo distinto y molón en el blog de una tienda online tirando de un poco de creatividad y sin invertir un euro para conseguir alcanzar a muchas personas que pueden convertirse en clientes: la serie de “solo un verdadero fan de…”.

 

¿Le puede interesar a un fan de The Walking Dead una camiseta de calaveras? Pues sí. Además, este tipo de contenidos molan, porque son entretenidos, satisfacen una curiosidad y encima son muy “sharebles” o “compartibles”.

¿Existe compartible? XD

La creatividad, además, es lo que te ayudará a conseguir un viral que te permita amplificar tu contenido hasta limites insospechados. Y eso, amigo mío, es ya la hostia. Y no es tan difícil como crees.

Y hablando de virales. Me viene a la cabeza un contenido en vídeo muy reciente de Audi que últimamente se ha viralizado de la hostia en las redes sociales. Vale, Audi es Audi. Pero no te equivoques.

No tienes que tener un presupuesto millonario ni ser Audi para ser creativo en tu nicho. ¡El valor emocional que seas capaz de transmitir y aportar no tiene precio para tu marca!

4.- Haz títulos con gancho que llamen la atención

¿Qué es lo que hace que de forma instintiva tus ojos se vayan directamente a un contenido u otro en milésimas de segundo? ¿Qué es lo que te lleva a fijarte en la portada de una revista u otra cuando estás mareando delante de un kiosco de prensa?

¡Sí! El titular. Los titulares son la carta de presentación de tus contenidos. Si tu contenido es de putísima madre, pero el titular no causa ni frío ni calor, no te servirá de nada porque no te leerá nadie. Tendrás la satisfacción personal de tener un contenido cojonudo y ya está. Y si quieres atraer clientes, la satisfacción personal como que ya te la buscas por otro lado XD

En conclusión: Utiliza titulares con gancho. Aquí, como en todo, aplícate también lo de la creatividad.

Aquí tienes algunas claves para empezar a construir titulares que llamen la atención.

Los números funcionan muy bien (5 claves para…, 10 motivos para…).

Titulares con números

Hacer preguntas es otro recurso muy efectivo porque las preguntas implican respuestas directamente relacionadas con una intención de búsqueda del usuario (Cómo… Por qué… Dónde… Cuál… etc).

Desafía la curiosidad de tus lectores. Por ejemplo con titulares de este tipo: “xxxx… que te sorprenderán”, “xxxx… que nunca te han contado”, “xxxxx… que te van a dejar flipado”. Este tipo de títulos son un auténtico desafío para los curiosos (y todos somos bastante curiosones), aunque sea para comprobar “si es verdad que me va a sorprender”.

Eso sí, si juegas con esto, currátelo también dentro del texto. No vayas a crear unas expectativas muy altas y dentro vayas a contar lo más obvio del mundo, porque entonces mal vamos… Tienes un margen pero no te pases XD

5.- Trabaja el copy de tus artículos y busca una acción

No intentes vender nada directamente. Los contenidos con un trasfondo comercial puro y duro y un lenguaje puramente transaccional echan para atrás. Tienes que ser más sutil y, para ello, el copywriting (escritura persuasiva) será tu mejor aliado. Sobre todo, nunca olvides que siempre debes aportar algún tipo de valor a tus usuarios, aunque vayas a acabar llevándoles a una página de ventas.

El proceso de todo esto es el siguiente:

  • Pensar en lo que necesita tu reader o buyer persona
  • Ofrecérselo y aportarle la información y las respuestas que está buscando
  • Guiarle para llevarle hasta dónde tu quieres pero consiguiendo que quiera ir

Con este ejemplo, lo verás mucho más claro:

Tienes una tienda donde vendes zapatillas y los runners son obviamente un target fundamental, ya sean los de toda la vida o los nuevos que se vuelven locos por compartir sus logros en las redes sociales XD

Entonces creas un contenido como este: “Las mejores zapatillas para correr en mojado”.

¿Por qué?  Porque es un tema que a los runners les interesa y tú les estás sirviendo el contenido en bandeja.

Ese contenido es, a priori, básicamente informativo porque cuentas qué problemillas puede tener lo de correr en mojado y explicas el tipo de precauciones que se deberían tomar y las características generales que debería tener un buen calzado para correr mejor en estas circunstancias. En definitiva, que estás aportando a tus usuarios una información que les está ayudando y te los has ido metiendo en el bolsillo. No estás siendo comercialmente agresivo sino que estás pensando en ellos. 

A partir de ahí, si vendemos zapatillas lógicamente nuestro objetivo es que ese runner conozca las maravillosas zapatillas para correr con agua que tenemos en nuestra tienda. Y así, sutilmente, le guiamos hacia dónde queremos: 

Ahora sí, le presentamos una selección de las mejores zapatillas para correr con agua e incluimos los correspondientes enlaces hacia sus respectivas páginas transaccionales.

Pero no se las presentamos y listo. Se lo ponemos todavía más fácil para ayudarle con su proceso de decisión de compra. Le contamos que tiene todas estas posibilidades, que estas zapatillas son mejores para correr en asfalto, que estas otras son mejores para largas distancias, bla bla bla. Con todo esto, no sólo aportamos más valor a nuestros usuarios sino que se lo estaremos poniendo en bandeja para que acabe comprando.

6.- Escribe para personas y luego optimiza para Google

Por mucho que te hayan dicho, por favor, no te vuelcas loco con el SEO si no eres SEO. ¡Escribe, escribe y escribe para tus reader personas! Invierte tu tiempo en crear contenidos cojonudos, lo de optimizar puedes hacerlo después.

Las palabras clave son importantes, no digo que no. Pero ya no tanto como crees ni debes obsesionarte con ellas para escribir. El SEO de palabra clave pura y dura ha muerto y lo que va ganando peso es la intención de búsqueda, es decir, conocer el motivo, el fin último que ha llevado a ese usuario a consultar ese algo en Google.

En el arte de la elección de las keywords, cada maestrillo tiene su librillo. Yo mismo nunca utilizo el mismo proceso, sino que lo adapto a cada caso que se me plantea. Te dejo un vídeo donde explico mis procesos y herramientas habituales a la hora de trabajar las keywords de un proyecto:

En resumen, olvídate de muchas de las cosas que habrás leído y escuchado por ahí mil veces sobre la optimización SEO de contenidos. Lo que yo llamo SEOmierdas. Que hay muchos mitos y mentiras circulando por ahí ¿eh?

Por ejemplo, si no sabes SEO pero te guías por plugins como el SEO by Coast para optimizar tus post, lo de obsesionarte con conseguir que el semáforo esté en verde es un auténtico ñordo. Así de claro. Que el color de las putas lucecitas no te coarte a la hora de escribir.

A ver, no hay que perder de vista sobre qué palabra clave vas a enfocar tu texto, pero no se trata de que vayas contando las veces que la pones ni que fuerces tu forma de escribir. Escribe para la gente, no para Google, y estarás escribiendo bien para ambos.

Si quieres saber mi consejo sobre la optimización de textos: no te compliques la vida. Bastará con que incluyas la palabra clave principal en el titular (el H1); los H2 (subtítulos o epígrafes) úsalos para introducir variaciones de la palabras clave principal; y finalmente aprovecha en el texto para amplificar tu alcance utilizando palabras clave de oportunidad.

¿Qué es eso de palabras clave de oportunidad? Pues son las palabras o frases que te ayudarán a posicionarte mejor en aquellas búsquedas para las que Google ya ha considerado de forma natural que tu contenido es relevante. Y lo mejor de todo es que a lo mejor no escribiste pensando en ellas, pero ¡han posicionado! ¡Esto es de puta madre porque Google te ha hecho el trabajo!

Tras detectarlas con herramientas como Ahrefs, optimiza tu texto teniéndolas en cuenta para impulsarlas un poco más.

Potencia, por tanto, la riqueza semántica de tus textos. Eso redundará a corto plazo en un mejor posicionamiento de tus contenidos. El SEO es cada vez más semántico y menos robótico. Por y para las personas.

7.- Crea contenidos en distintos formatos

El contenido no es solo texto. Tus potenciales clientes consumen distintos tipos de contenidos. En consecuencia, otra tendencia clara de Google es arrojar en sus SERPs distintos tipos de formato de contenidos en función de la intención de búsqueda: posts, vídeos, noticias…

Esto se traduce, en lo que al SEO se refiere, en que se cotizará mucho más un puesto entre la primera página de resultados.

Cuando las respuestas de los usuarios le confirman a Google que su primer resultado es el idóneo, el que mejor resuelve su pregunta, ya hasta les ahorra el clic de entrar en la página. Mira este ejemplo y lo entenderás a la perfección:

Resultados directos de Google

Menuda paradoja, ¿verdad? Eres tan bueno para un resultado que sales el primero, pero es probable que por darlo tan “mascado” no recibas tráfico por ello. A lo sumo ganas imagen de marca. Endogamia “googleliana” a más no poder.

Ante eso poco vas a poder hacer. En lo que sí podrás terciar es en ofrecer distintos formatos de contenido para atacar cuantos más flancos mejor. Ya no solo pensando en Google, sino en que dentro de tu público objetivo habrá personas que prefieran leer, otras ver vídeos, otras escuchar un podcast, etc. Cuantas más intenciones de búsqueda satisfagas, mucho mejor para ti.

Un buen truco a la hora de saber cómo enfocar tus contenidos es hacer la búsqueda del tema que quieras tratar y analizar los resultados. Por ejemplo, pongamos que nuestro contenido va a a tratar sobre cómo “ser youtuber”:

Los resultados de búsqueda arrojan contenidos de distinto tipo. Los cuatro primeros resultados son guías o tutoriales relacionados con nuestro tema.

A continuación, Google nos muestra un bloque de últimas noticias destacadas, un reportaje de un medio importante, y por último cuatro tutoriales más, uno de ellos en formato vídeo.

Con toda esta información podemos hacernos una composición de lugar y decidir cuál va a ser nuestra apuesta: en qué formato, si va a ser un contenido informativo o de índole transaccional, etc.

A partir de ahí, deberás elaborar un plan igual para cada pieza de contenido que vayas a publicar, de modo que sepas qué trozo de tarta puedes aspirar a comerte en cada caso y cómo lograrlo. Para esto último tienes dos bazas: ofrecer al usuario un contenido que dé respuesta a sus necesidades y currarte un buen snippet que atrape su atención.

En este ejemplo, ¿cuál de los dos resultados te llama más la atención?

Rich snippets

No obstante, tampoco te obsesiones con salir el primero. Yo tengo webs muy bien posicionadas para determinadas long-tails que reciben más tráfico que otras que aparecen en la primera página.

El objetivo final, insisto, es conectar con tu público objetivo, interesarle y establecer con él una relación que podríamos calificar casi de amistad. Así la conversión está garantizada más pronto que tarde.

8.- Los leads… ¡Tu tesoro!

Otra cosa para la que un blog es genial es para conseguir contactos (leads) que directamente en tu negocio te resultaría más complicado captar. Ya te he comentado al principio que, según este estudio, las webs de negocios con blog consiguen hasta un 126% más de leads. Y esto… ¡Mola mucho! ¿Por qué? Porque las personas que te dejan sus datos de contacto son personas realmente afines y son personas con las que podrás contactar directamente más allá de tu blog. ¡A distancia de un email!

Eso sí, los suscriptores no te van a caer del cielo solo por tener un blog. Deberás trabajar su captación, ponerles muy fácil que se puedan registrar y ofrecerles algo que les convenza de que vale la pena suscribirse a tu blog.

Aquí te dejo un par de ejemplos de llamadas a la acción para captar suscriptores en tu blog:

Yo lo hago un poco diferente XD

9.- Envía newsletters de valor

No te servirá de mucho conseguir suscriptores si luego te dedicas a reventarlos con spam y un chorreo infumable de cosas comerciales. Ten en cuenta que igual que una persona te ha dado sus datos puede quitártelos igual de rápido.

Porque sí, legalmente tienes que permitir la posibilidad de que tus suscriptores puedan darse de baja de tu lista y esto deben poder hacerlo con un simple click.

Para evitarlo, igual que has hecho al escribir los post de tu blog, nunca pierdas de vista que tus emails o newsletters deben seguir aportando valor a tus reader y buyer personas. Esto no quiere decir que no puedas intentar venderles cosas, pero no lo hagas de forma agresiva y puramente comercial y trabaja también aquí el copywriting o escritura persuasiva.

Igualmente, que todos tus emails no tengan siempre un objetivo de venta, porque eso termina cansando. Alterna y aporta siempre algún valor con tu email marketing. Ofrece contenidos o experiencias especiales, realiza ofertas o promociones exclusivas para que tus subs se sientan especiales. ¡Lo que sea, pero cómete el tarro para ofrecer algo que merezca la pena!

Un buen ejemplo de email marketing de valor para el usuario lo tienes en BuzzFeed, que ofrece la posibilidad de que te crees tus propia newsletters personalizadas para recibir exclusivamente los temas que más te interesan y asegurarte así de que no te pierdes nada. Una cosa muy guay que hacen es avisarte por anticipado de la frecuencia con la que vas a recibir sus newsletters.

10.- Trabaja con un calendario editorial

No estamos hablando de un blog en el que escribes de lo que te gusta sin más como hobby. Hablamos de un blog mediante el que quieres conseguir clientes. Dicho esto, no está de más que “profesionalices” tu estrategia de contenidos y que planifiques.

Y mira que yo no soy el más indicado para hablar de planificación en lo que respecta a este blog, donde hago básicamente lo que me da la gana, pero estoy trabajando en ello 😉 Aquí debo decir también que yo este blog no lo utilizo para atraer clientes, al menos directamente. Sí “vendo” mi marca personal y eso hace que mi repercusión aumente y que pueda llegar a personas que todavía no me conocen o no conocen Big SEO. Pero atraer clientes no es el objetivo principal de este blog.

Dicho esto, que me pierdo… Planificar ayuda a conseguir objetivos, en este caso clientes. ¿Por qué? Porque tener una planificación y una hoja de ruta es bueno para  tomarse en serio el blog (recuerda que quieres atraer clientes), ser más disciplinado y regular y afinar mejor con la calidad de los contenidos que vas a elaborar para tus reader o buyer personas.

Para hacer más fácil esta planificación, puedes trabajar con un calendario editorial e incluir: todos los temas que quieres tratar para solucionar de una manera u otra los problemas, dudas o necesidades de tus reader personas, el tipo de formato de acuerdo a lo que te he comentado en un punto anterior, posibles “fuentes de inspiración”, la fecha de publicación o las palabras clave principales de cada uno de estos contenidos.

Sí, antes te he dicho que no te obsesiones con esto de las palabras clave, pero una idea tendrás que tener y además así lo tendrás todo organizado y evitarás caer en posibles canibalizaciones de palabras clave. Sí, lo de canibalización suena chungo y lo es XD

11.- Mide y analiza los artículos que mejor te funcionan

Lo más cojonudo de Internet es que todo se puede medir y analizar. El trabajo no acaba cuando publicas tus contenidos. Mide su repercusión y analiza qué tipo de contenidos te han funcionado mejor, en qué canales,  etc.

Midiendo y analizando podrás reaccionar y afinar más con el tipo de contenidos más adecuados para tu audiencia. Para ello, utiliza Google Analytics, las estadísticas de las propias redes sociales, herramientas como Buzzsumo o Metricool,…

12.- Analiza las keywords de tu competencia

Descubre cuáles son las keywords para las que está mejor posicionada tu competencia y toma buena nota para crear contenidos mejores que te permitan colarte por encima para ganar más visibilidad y conseguir atraer más clientes.

Para detectarlas, empieza por un barrido en Google y utiliza herramientas como Semrush o Ahrefs.

Para no extenderme más, aquí te dejo más info sobre cómo espiar a tu competencia y conseguir sacar tajada.

13.- Investiga los artículos más populares de tu temática

Y quien dice investigar dice buscar un poquito de inspiración XD.

Si un contenido funciona y lo ha petado, ¿por qué no vas a poder mejorarlo o darle otro formato?

Para investigar los artículos más populares o compartidos en redes sociales de tu temática o de tu competencia, puedes utilizar la herramienta Buzzsumo. No la piloto mucho, pero mola bastante para poder detectar rápidamente cuáles son los contenidos que lo han petado más en un periodo determinado.

Puedes buscar directamente por tema o por el dominio de tu competencia. Puedes filtrar por idioma, país, formatos de contenidos, etc. Eso sí, hay cosas que podrás hacer gratis (limitadas) y para otras ya tendrás que pagar. Tienes una prueba gratuita de 14 días y puedes registrarte sin tener que meter los datos de tu tarjeta ni mierdas de estas.

14.- Tu blog es tuyo, Facebook es de Zuckerberg

Utiliza tus perfiles sociales para promocionar y amplificar tus contenidos, pero siempre con el objetivo de llevarte esas visitas a tu blog. Es decir, no escribas post largos en Facebook ni ofrezcas directamente allí toda la información.

Tu página de Facebook es tuya mientras Zuckerberg así lo quiera. Si te dedicas a atraer seguidores a tu página de Facebook pero luego no haces nada con ellos, puedes perderlos directamente si te cierran la cuenta o si Facebook cierra.

Sin embargo, tu blog es tuyo, es tu cuartel general. Y es en tu blog donde puedes fidelizar esas visitas y conseguir que se suscriban para tener sus leads. Lo mismo que con Facebook con cualquier otra red social. Utilízalas y sácales partido, por supuesto, pero no pierdas el foco. Quieres conseguir clientes y los clientes van a convertir en tu blog y en tu web.

15.- Currátelo en Facebook Ads

¿Qué puedo decir? ¡Soy fan de Facebook Ads! ¿Por qué? Porque con muy poquito dinero puedes conseguir muchas visitas que, una vez en tu blog, puedes fidelizar y convertir en clientes. Con un euro al día puedes conseguir 1.000 visitas. Obviamente, dependerá del contenido, del copy del anuncio y de la segmentación que hagas, pero poderse se puede y más.

Lo bueno de Facebook Ads es que puedes realizar unas segmentaciones brutales, puedes hacer muy fácilmente test A/B con diferentes copys e imágenes para ver qué anuncio te funciona mejor y es un recurso que, en mi opinión, todavía está poco explotado, sobre todo en lo que se refiere a contenidos, ya no tanto si hablamos de productos, servicios o marcas directamente. Aún así, sea como sea, Facebook Ads merece mucho la pena y tampoco vas a perder mucho por probar.

Hasta Google se anuncia en Facebook XD

Además, pagando Facebook Ads puedes combatir la bajada del alcance orgánico derivada del Edge Rank. Sí, por si no lo sabías, Facebook también tiene su propio algoritmo para determinar la mayor o menos visibilidad de las publicaciones en la red social. Y lo bueno de pagar publicidad para promocionar contenidos es que los usuarios lo perciben como algo menos invasivo y más natural de la red social que cuando los anuncios son para vender productos o servicios directamente.

16.- Trabaja el interlinking entre tus páginas

Aquí ya no solo hablo de SEO, que también te ayudará, sino de aportar más valor a tus usuarios y de tener más oportunidades para convertir a esa visita en un lector y en un potencial cliente.

Es decir, si alguien que no nos conoce aterriza en un artículo de nuestro blog, le gusta, y le enlazamos otro contenido nuestro que le aporte un valor adicional y éste también le gusta, ¿tendremos más posibilidades de terminar de convencerle o no? Pues sí. Y a partir de ahí, ¿tendremos más posibilidades de que vuelva más veces y de acabar llevándole a una página transaccional o no? Pues también. ¿Y además el interlinking nos sirve para posicionar nuestras páginas internas? También.

¿Qué más quieres? ¿Un vídeo sobre esto? ¡Pues también! XD

17.- Invita a tu audiencia a compartir tus contenidos

Si tus contenidos son cojonudos, tus lectores tendrán ganas de compartirlos y muchos lo harán por pura inercia. Pero no lo dejes al azar. No pasa nada por pedir. Ya sabes, aquí el que no llora no mama. Y para eso tú estás ofreciendo gratis un contenido fabuloso ¿no? ¿Qué es un share o un like a cambio? ¡Ná!

Pide sin vergüenza y pónselo fácil a tus usuarios para que compartan tus contenidos y los amplifiquen para llegar a más personas que también puedan convertirse en futuros clientes. Aquí todo va sumando y pedir y compartir es gratis.

18.- Interactúa y responde todos los comentarios

Un blog es una herramienta de conversación cojonuda. La conversación que seas capaz de generar en torno a tu blog y tus contenidos te dará una oportunidad fantástica para conseguir un montón de cosas:

Humanizar tu negocio online

Mejorar el engagement

Amplificar la difusión de tu marca

Conocer mejor a tus reader y buyer personas

Mejorar la venta de tus productos o servicios

Obtener ideas para nuevos contenidos, etc.

Así que… ¡No desaproveches esta oportunidad! Tus contenidos no mueren después de darle a la tecla de “publicar”.

Genera comunidad, promueve la conversación y responde siempre a todos los comentarios. Haz que tus lectores (potenciales clientes) sientan que les escuchas, que les atiendes y que les tienes en cuenta.

19.- Ponte cómodo y pilla más ideas de este macro post

Podría seguir y seguir. Contándote por ejemplo que para captar más tráfico y atraer más clientes a tu blog debes publicar a menudo, utilizar imágenes atractivas, bla bla bla. Pero como no quiero repetirme mucho más, porque esas son cosas de las que ya hablé en mi macro post de 77 maneras de aumentar el tráfico de tu blog, te invito a que le eches un vistazo.

No todo en ese post sobre aumentar el tráfico te servirá de la misma manera para atraer clientes a tu blog, pero seguro que te viene bien para pillar más ideas que puedas poner en marcha desde ya. Te dejo también el vídeo XD.

¡Pues aquí nos quedamos! ¿Dudas, preguntas, comentarios? ¡Te espero ahí abajo!

Y, ya sabes, si te ha gustado este post, los likes y shares serán bienvenidos.

Si quieres estar al día de otros contenidos como este, ¡suscríbete, que es gratis! XD

Y si quieres verme en pleno apogeo y aprender un montón de cosas, acompáñame en mi canal de Youtube.

¡Nos vemos!

Quiza tambien te interese :

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (1)