Skip to content

Las Ideas – Podcast 9

Hola, aquí Romuald. Vamos con el podcast número 9, hoy vamos a hablar sobre las ideas.

Las ideas como concepto abstracto, como algo inmaterial, como algo en tu cabeza.

Os voy a explicar dos casos que me han pasado no hace mucho, uno fue la semana pasada y, el otro, fue hace ya hace unos meses, pero son dignos de mención y tienen que ver algo con esto. Luego os diré lo qué pienso de las ideas, bueno, os lo voy a explicar ahora mismo, lo que pienso de las ideas, pero lo voy a poner en base a mi experiencia.

Un caso: un posible cliente que me llama, un posible cliente que quiere una MBN

Para los que no sabéis lo que es una MBN, podéis ir a mi web BigSeo.es, ahí tenéis un apartado – pero básicamente es una red de blogs que se posiciona y que genera dinero mediante activos y, bueno… ¿ves? Acaba de pasar una persona y ya me he quedado un poco pillado porque me miraba con cara de psicópata loco, me cago en la puta. Esto no tiene que pasar más.

Bueno, en fin, una MBN es eso: una red de blogs que se posiciona a sí misma y que genera dinero de forma pasiva, sin que tengas que hacer nada.

Ok, pues me llamó el tío y yo notaba como una pequeña reticencia a explicarme de qué iba la MBN.

El tío me dijo que quería comprar una MBN, y yo: “pues muy bien, genial”, y el tío me decía “pero quiero saber si es viable” y yo le decía “bueno, pues vamos a hablar de MBN, ¿de qué va tu MBN?” y el tío se queda callado y me dice: “si te digo la idea, ¿no me la vas a copiar?”

Tssh, venga.

¡Aprende SEO que FUNCIONA!

Curso de SEO 100% Gratuito.

  • Crea una web optimizada SEO
  • Aumenta su tráfico con estrategias seguras
  • Gana dinero pasivo con ella

Ahí sí que se me calentó la sangre, le dije “pero a ver, ¿tú crees que yo me dedico a copiar ideas de MBN’s?” Que yo, primero, tengo 25 ideas de MBN’s viables que me gustaría hacer y no hago porque hago otras cincuenta cosas que creo más importantes, pero a parte de eso, es que ya me parece ridículo que me llames para preguntarme si podemos hacer una MBN y no quieras comentarme de qué va tu MBN.

En fin, que me cabreé, el tío me lo notó y al final acabo diciéndomelo. Tardé 30 segundos en decirle que esa MBN no era viable, porque no lo era, y además es que ya no me apetecía trabajar con él.

Este es el caso típico de una persona que sobrevalora lo que es una idea.

Una idea en sí no es nada

Una idea es algo etéreo en tu cabeza, es un orgasmillo cerebral que tienes, porque se te ocurre algo que crees tú que nadie antes lo ha pensado… pero que seguramente alguien lo habrá pensado antes.

La idea en sí ni te va a dar dinero, ni te va a hacer famoso, ni te va a hacer que creas una start up de éxito, ni te va a hacer tener una empresa.

Una idea en sí no es nada, es una cosita que tienes en la cabeza.

Yo al día tengo 30 ideas, y nos podríamos sentar tú y yo, y hablar, y estar todo un día sacando ideas que posiblemente fueran viables económicamente, pero… Una idea se queda ahí, en la cabeza, y no vale nada.

Es el típico caso que explican business angels, diciendo: “es que ha venido un tío y me ha dicho ‘tengo la idea del milenio'”, y el tío dice “ya”. Directamente, tuerces el morro. Piensas: “joder, tío, ya me ha venido el típico que cree que el que tiene una idea tiene un tesoro y millones en el bolsillo, y no va a hablar a nadie de su idea, no sea que se la roben”.

No, no, no, no. La idea no vale nada, porque…

La ejecución lo es todo

Una idea no vale nada: la ejecución lo es todo Clic para tuitear

Y esto lo habréis leído en varios sitios, pero es que es verdad, y aquí sí que estoy 100% de acuerdo.

Las ideas, o sea, nadie se ha hecho rico por una idea, se ha hecho rico por el producto y, para llegar a ese producto, primero tienes que pasar por una ejecución, y es en esa ejecución donde se marcan las diferencias.

No tengáis miedo de compartir ideas, si de hecho, al final, lo que realmente cuenta es que seáis diferente a lo que ya existe, o a lo que ya haya creado esa idea, o que la optimicéis o la mejoréis.

Copiar mola, tío, copiar es genial, te saltas toda la etapa de desarrollo y directamente vas a hacer las cosas mejor.

Un ejemplo claro es Google, tío, Google no tuvo la idea de un buscador en internet, no, ya existían los buscadores antes: lo que pasó es que Google la mejoró, hizo un mejor algoritmo, yo que sé, mil millones de decisiones que tuvieron que tomar para crear Google, que fueron más acertadas que la competencia y ahí se demuestra el tesón de un emprendedor, y la fuerza, y el coraje, de no tirar hacia atrás cuando te llegan problemas, porque al final los problemas son eso que tienes que superar para llegar de la idea a la materialización de la idea, a lo que realmente te puede dar dinero.

Y repito: una idea no te va a dar dinero, te va a dar dinero un producto.

Yo no te voy a pagar por una idea.

Yo no quiero formar parte de una idea, yo quiero formar parte de un proyecto… De un proyecto que al final acabe siendo un producto, o algo que pueda realmente generar dinero. Porque las ideas sólo valen cuando se materializan, cuando se ponen a la práctica, así que…

Si tienes una idea o te la quedas para ti porque al mundo no le importa esa idea o la transformas en algo que realmente que todos nosotros giremos la cabeza para verla.

Si tienes una idea, o te la quedas para ti, o la transformas en algo que haga que todos nos giremos para verla. Clic para tuitear

Y ya está. Eso es todo. Hasta aquí estamos.

Un placer haber hablado con vosotros hoy también, y… estaba hoy con el ceño un poco fruncido. Cuando empiezo a hacer los podcasts, me doy cuenta, muchas veces hago podcasts riendo por la calle y, otras veces, acabo como cabreado, así – supongo que son por cosas que me tocan a mí directamente, como ya es algo que me ha pasado, el tema de que me venga alguien “tengo una idea que te cagas”, y me ha tocado los huevos, supongo que fruncía el ceño por eso.

Chicas, chicos, nos vemos mañana, ¡ciao!