Skip to content

Email marketing: ¿Cómo hacer una newsletter que VENDA?

El email marketing es quizás el área más infravalorada del marketing online y es un ERROR.

Nunca subestimes su poder, por mucho que creas que inviertes demasiado tiempo en diseñar algo que, con suerte, abrirá un 20% de tu lista de suscriptores.

¿Te has parado a pensar que el problema está en que no diriges el email a quien debes dirigirlo o que no has conseguido que este sea lo suficientemente interesante como para generar engagement y fidelidad?

He redactado esta guía de email marketing para que aprendas desde cómo conseguir suscriptores hasta cómo diseñar una newsletter y cada correo que dirijas a tu audiencia. ¡Vamos allá!

Qué es email marketing

Llamamos email marketing a la estrategia de marketing digital consistente en la consecución de objetivos del plan de marketing a través del envío de correos electrónicos a clientes y potenciales clientes (suscriptores).

Es una de las estrategias más efectivas a nivel de conversión que, además, sirve para fidelizar a tu audiencia y generar confianza en tu marca o negocio.

Estos correos electrónicos pueden contar historias, incluir ofertas y promociones, noticias o contenido informacional que interese a tus potenciales clientes.

Eso sí, también puede tener el efecto contrario.

¿Quieres DUPLICAR tu TRÁFICO?

Curso de SEO 100% Gratuito.

  • Crea una web optimizada SEO
  • Aumenta su tráfico con estrategias seguras
  • Gana dinero pasivo con ella

Si te pasas con los envíos, pueden tacharte de spammer y suponer un problema para tu reputación online. De ahí la importancia de hacerlo bien.

¿Por qué usar email marketing en tu estrategia online?

Pues sí, es normal que te hagas esta pregunta.

¿Por qué es tan importante el email marketing para tu negocio online?

A día de hoy, esta forma de contacto con tu audiencia genera potenciales clientes y además tiene la ventaja de que te permite fidelizarlos.

Hasta aquí, bien.

Y es que el correo electrónico se ha convertido en el primer canal de comunicación de las empresas para entrar en contacto con sus clientes o potenciales clientes.

La tasa de conversión en correos es muy alta. De hecho, el ROI o retorno de la inversión que tiene una campaña de email marketing bien hecha es brutal.

Y te daré un último dato para terminar de convencerte: los usuarios que compran productos que llegan promocionados en una newsletter gastan un 138% más que los usuarios que no reciben ofertas por correo electrónico.

Casi nada.

Vamos, que el ticket medio es más alto, la conversión es brutal y la lista es tuya y solo tuya.

¿Estás de acuerdo conmigo en que el email marketing es la mejor estrategia para hacer ventas online?

Pues no pierdas más tiempo. Vamos a ver cómo hacer una newsletter de éxito a continuación.

Qué es una newsletter

“¡Hola! ¿Te acuerdas de mí? Sigo aquí, disponible para cuando lo necesites”. Ese podría ser el mensaje tipo de cualquier newsletter.

Bueno, seamos justos, va mucho más allá. O debería ir.

Puedes definir la newsletter como el molesto email de rigor que llega a tu buzón de entrada o al buzón de entrada de tus clientes, pero entonces no le estarás dando la importancia que tiene.

Y ahí ya vamos MAL.

Debes ver la newsletter como una publicación digital que se difunde a través del correo electrónico con una frecuencia que puede ser fija o no, como la diaria, la semana o la bimensual.

En ella puedes incluir información relevante para el cliente, como las últimas novedades, para conseguir que se interese por lo que le propones y acabe completando una acción. 

Por lo tanto, la newsletter es una herramienta de comunicación que llega directamente al buzón de tu cliente o potencial cliente y, si está bien enfocada, puede crear un impacto de magnitud considerable a cambio de un coste mínimo.

Por eso quienes saben de esto le dan mucha importancia cuando se trata de conseguir que su audiencia complete una acción. 

Por tanto, amiga/o mía/a:

SÍ, deberías implementar la newsletter en tu estrategia de marketing digital y empezara cuidar a tus suscriptores. 

Cómo conseguir suscriptores para tu newsletter

cómo conseguir suscritores para tu newsletter

Mira, por experiencia te lo digo.

Es cierto que tener una extensa lista de suscriptores es oro puro, pero hay algo más difícil de conseguir que los suscriptores: crear un contenido de calidad que realmente les interese.

Porque créeme cuando te digo que todo esto se basa en interés, y que si logras acaparar y mantener el foco de un grupo de personas, ya solo deberás preocuparte de no bajar el listón, que no es poco.  

Es decir: vamos a intentar atraer gente a la lista de suscriptores, pero también que sean personas que de verdad estén interesadas en lo que tenemos que ofrecer

Dicho esto, ¿qué tácticas puedes emplear para hacer crecer tu lista de suscriptores?

Lead magnet

lead magnet para conseguir suscriptores

El concepto hace alusión a cualquier tipo de contenido de valor que entregamos a nuestros lectores de manera gratuita.

Bueno, gratuita no, lo que queremos son sus datos para seguir haciéndoles llegar más cosas interesantes que tenemos para ellos.

Significa «imán», y eso es precisamente de lo que se trata, de fijar su atención.

Un buen lead magnet debe cumplir estos requisitos:

  • Fácil de leer y consumir. Intenta no generar un pdf repleto de letra y hazlo lo más visual posible. Coloca gráficos, imágenes y maquétalo de forma que cualquiera pueda leerlo de forma fácil y rápida.
  • Accionable. Necesitas un contenido de valor que genere alguna acción en el usuario, ya sea otra descarga extra, solicitar acceso a alguna herramienta, comprar alguna otra con enlace de afiliación…
  • Actualizado. No mantengas un lead magnet desactualizado. Realiza actualizaciones al contenido y notifícalo a los usuarios que lo descargaron.
  • Relevante. Contenido de valor. No les hagas descargar cualquier cosa porque puedes producir el efecto contrario al que buscamos y cabrear a tu audiencia. Eso genera desconfianza y afecta negativamente a tu marca personal.

“¿Pero qué puedo ofrecer yo para que mis queridos visitantes se queden y engrosen mi audiencia?”, te preguntarás.

Te comento algunos clásicos que, por manidos que creas que están, funcionan bien si sabes usarlos. 

Ebook

ebook lead magnet para suscriptores

También son recurrentes como infoproducto de pago, pero yo esta opción para generar ingresos la dejaría para cuando ya tuvieras una comunidad amplia, sólida y que confía en que tus cosas de verdad le van a ayudar, y que merece la pena invertir.

Un ejemplo: tú entras en la página de Antonio G., un empresario que te cuenta cómo ganar dinero para vivir viajando.

Lo primero que te aparece es la invitación a descargar una guía gratuita con 50 ideas para poder hacerlo y, si la ignoras, tarde o temprano te saltará un pop-up pidiéndote que lo hagas antes de irte.

Tú tienes algunas ideas para empezar con tu proyecto, y él te tiene a ti en su lista de suscriptores para ir enviándote contenido. 

Parece fácil, pero no lo es.

Sabes muy bien las necesidades de tu público objetivo y darles justo el contenido que buscan es primordial. De ahí que sea tan importante un buen estudio del target al que te diriges.

Prueba gratuita o trial

Este formato me parece especialmente interesante cuando ese producto o servicio que ofreces se puede disfrutar online.

Es muy habitual, por ejemplo, en el sector de los juegos online o en los programas de edición de texto o de vídeo: te dejan descargar un programa demo a cambio de que te des de alta en la página, y tú puedes probar con limitaciones.

Si te gusta, tendrás que pagar.

Por ejemplo, Ahrefs utiliza esta estrategia, pero sin ofrecer trial gratuito, como sí hace Semrush. En este caso, Ahrefs ofrece un precio irrisorio por utilizar 7 días la herramienta:

versión trial para suscriptores

Descuentos

Los descuentos siempre, siempre funcionan bien, y lo mejor de ellos es que puedes usarlos con muchas fórmulas de monetización.

¿Tienes un blog en el que haces publicidad de afiliados, por ejemplo, de Amazon o eBay?

Muchos de estos programas ofrecen entre sus instrumentos la posibilidad de ofrecer descuentos, y enviarlos por email es una buenísima opción: si tu referido no sigue el enlace que le sugieres en el momento, puede guardar el email y hacerlo más tarde, pero tú no perderás la comisión. 

Tanto los descuentos como otros instrumentos puedes utilizarlos con otros objetivos, como hacer que los visitantes rellenen encuestas para conocer mejor a tu target. 

Regalos gratis

Está muy relacionado con lo anterior, también es lead magnet.

Te lo pongo aparte para que te quede claro que esto de los regalos funciona muy bien y, sino, no tienes más que entrar en Facebook o Instagram para ver la cantidad de gente que comparte contenido para entrar en un sorteo. Y si no ves a nadie es que eres tú quien lo hace. 

Eso sí, los regalos son un arma de doble filo por el tipo de suscriptor que atrae, que es efímero.

No se adhiere porque crea que es interesante lo que tienes que ofrecer, sino por el regalo.

Cuando lo tenga, se irá por donde ha venido. Al menos, es lo habitual.

Contenidos exclusivos 

contenidos exclusivos para suscriptores

En los últimos años hemos asistido a un boom en el lanzamiento de contenidos exclusivos.

Empezaron las webs de noticias y opinión, como eldiario.es, que ofrece acceso exclusivo para socios/as horas antes de que se publique para el resto de usuarios/as, y les envía una revista monotemática con artículos y reportajes mensualmente.

Lo hacen, además, llamando al apoyo a ese periodismo libre e independiente que sigue siendo tan necesario. 

Hay que manejar ciertas herramientas de programación para conseguir restringir cierto contenido a quien esté dispuesto a “pagar” por él, aunque sea con sus datos.

Lo que sí puedes organizar son webinars, conferencias exclusivas para grupos de entre 2 y 20 personas.

Sin embargo, no creo que funcione como oferta permanente porque si quieres ampliar mucho la lista, tendrías que estar organizando webinars constantemente. 

Un formulario de suscripción de 10

No solo el contenido que ofreces es importante, sino cómo lo presentas.

Y aquí, siendo decirlo, pero muchos lo hacen fatal.

Un buen formulario de suscripción debe convertir y para que eso suceda debe cumplir lo siguiente:

Un titular atractivo

Describe el beneficio que van a conseguir dejando su correo. Hazlo de forma breve y concisa.

Descripción útil

El usuario debe tener muy claro por qué te da su correo y por qué debe dártelo.

Estilo visual llamativo

Incluir una imagen es una buena idea, como el típico mockup para ebooks. También funciona muy bien una foto de una persona mirándoles a los ojos.

Ojo a los datos solicitados

No te pases solicitando información. Con el nombre y el correo electrónico es suficiente. Ya tendrás tiempo después de segmentar. Pedir demasiada información mata las conversiones.

formulario de suscripción

Un botón de suscripción que incite a la acción

El color da igual. Olvídate de esas trolas que a nivel CRO no influyen para nada.

Lo importante es que lleve un verbo en primera persona (o en infinitivo), que la frase sea corta y personalizada.

Por ejemplo: «Envíame los 10 consejos».

Posiciones para convertir con tu formulario

A ver, esto parece una tontería, pero no lo es.

Cuanto más visual sea tu formulario o más impacto genere en el visitante, mejor.

Se habla muy mal de los pop ups, pero lo cierto es que tienen muy buena conversión, sobre todo los llamados «exit-intent popup». Se trata de mostrar el popup cuando el usuario va a abandonar la página (cuando dirige el ratón hacia la flecha de cerrar la página).

Se suele utilizar alguna frase del tipo «¡Espera, no te vayas sin tu ebook!» o similares.

También funciona muy bien la floating bar, que aparece en la parte más alta de tu página como una barra del color que elijas con un botón.

Puedes colocar recuadros de suscripción en tus posts, en el sidebar, en tus páginas más visitadas, en el footer y hasta en la página de inicio.

Haz pruebas y revisa las tasas de clics y conversiones de cada uno y así comprobarás cuál te funciona mejor a la hora de generar nuevas suscripciones.

Cómo hacer una newsletter de éxito en 2020

cómo hacer una newsletter exitosa

Aunque hay acciones especialmente enfocadas y concretas, ya te he dicho que el desarrollo de leads debe ir en paralelo a la búsqueda continua de contenidos que solucionen problemas y, a la vez, cumplan tus objetivos.

Céntrate en llevar al correo de tu cliente algo que merezca su atención en medio de los “chorrocientos” mensajes publicitarios que va a recibir en el día de hoy, y procurar no saturar para que no te mande a «Tú Ya Me Entiendes Dónde».  

Factores a tener en cuenta para crearla

Hay otros, pero considero que estos son los más importantes: 

1. Target 

A ver, esto es de “parvulito” de marketing digital.

Saber a quién te diriges te ayudará a enfocar tu estrategia, a optimizar los recursos de los que dispongas y a saber qué necesidad tiene tu público para irte adaptando. 

Puedo suponer que ya manejas información suficiente para conocer a tu gente, porque eso daría para otro post, pero resulta que es algo heterogéneo.

Por ejemplo, tienes un ecommerce de joyas para mujeres, pero te compran chicas de 30 años hacia arriba. Unas buscan algo más juvenil y fresco y otras se dejan querer por lo clásico, así que te toca segmentar. Repito: segmentar. He ahí la clave del email marketing, y afortunadamente los principales gestores lo permiten.  

2. Fecha y hora de envío: ¿cuándo es mejor enviarla?

mejores horas para enviar newsletter

Ya nos gustaría saber qué hace nuestra querida audiencia en cada momento para poder acertar.

Nuestro email, siempre que sea de su interés, se abre y lee con más probabilidad si quien lo recibe está ojeando el móvil en su tiempo libre.

Pero como este es un parámetro demasiado incontrolable, lo primero es centrarse en enviar algo tan interesante que, si no puede en ese momento, sabemos que leerá más tarde. 

Desde Infoautónomos han hecho un cálculo que, aunque no se basa en ningún estudio, sí parece interesante. Creen que los mejores días son martes y jueves, el primero porque la semana ya está planificada y hay más tiempo para consultar el email; y el segundo porque sucede al día más ajetreado, que consideran que es el miércoles.

Claro que, por el mismo motivo, muchas otras páginas aprovechan para enviar las newsletter ese día y hay más competencia. 

¿Por qué no los demás?

El lunes porque se hace limpieza de lo que no es imprescindible para planificar la semana, el miércoles porque hay menos tiempo y el viernes… el viernes depende, porque si se trata de informar sobre promociones especiales o planes de fines de semana, puede que sí venga bien. Findes, a priori, nunca.

El tipo de contenido ayuda a definir también la mejor hora del día. Si quieres informar, mejor a primera hora, y si quieres promocionar, mejor al final de la mañana. La franja de la tarde puede implicar menos éxito, depende del horario del país al que te diriges.

3. Tipo de suscriptor e interés

Aquí no hablamos de público con diferentes intereses que deberían crear diferentes segmentos, sino del nivel de “engagement” que han alcanzado.

No es lo mismo el suscriptor reciente que se ha apuntado para pillar un regalito que el que lleva mucho contigo y se suscribió porque de verdad tenía interés. 

Por extensión, tampoco será lo mismo enviar un email para intentar crear una relación de confianza que para vender.

La idea es ir construyendo esa relación desde el primer email de bienvenida y agradecimiento, de presentación, de problemas que experimentas y con los que podría identificarse, de felicitaciones, etc.   

4. Branding e imagen de marca de la empresa 

De forma independiente a que te lo marques o no como objetivo principal, es recomendable que intentes aplicar el branding al email marketing.

¿Cómo?

La baza principal a jugar es la de la estética, conseguir un diseño que se corresponda con tus criterios de imagen de marca.  

5. Objetivos

No hay estrategia que valga sin marcarse previamente unos objetivos.

A ver, ¿qué es lo que quieres conseguir al enviar esos emails?

Para orientarte, te comento cuáles los más frecuentes:

👉 Captar nuevos clientes.

Hablo de clientes, efectivamente, no de esos potenciales que ya has conseguido que se suscriban, pero aún no han comprado nada.

Los emails de captación de clientes pueden ir desde los que informan sobre algo que crees que puede interesar hasta los que ofrecen descuentos. 

👉 Fidelizar a los que ya tienes.

Si está suscrito y es cliente, creo que la fidelización va más ligada a mantener un contacto continuo, a que los canales estén abiertos. 

👉 Aumentar las ventas.

Este es siempre el gran objetivo, sí ¿quién no desea incrementar las ventas? Pero marcarlo como objetivo concreto debería implicar poder medir una cifra o, al menos, fijar una horquilla.

Los descuentos y la presentación de productos exclusivos por tiempo limitado son maneras de incrementar las ventas mucho en un lapso de tiempo breve. 

👉 Conocer a tu cliente.

Quien tiene nociones mínimas de marketing sabe bien que no basta con definir a un público objetivo y olvidarse de él para siempre, ni siquiera si afinas más construyendo a la buyer persona.

Estar en contacto con tus clientes implica no dejar de prestar atención a las necesidades, y el email marketing puede servir para enviar encuestas u otros. 

👉 Alcanzar notoriedad.

Puede que sea el objetivo más intangible, pero de algún modo va implícito en los otros, luego es recurrente en el email marketing.

A través de las campañas que crees podrás llegar a un buen número de personas, luego de algún modo ya estás alcanzando notoriedad.

Pero claro, habría que valorar cuántas personas abren ese email, cuántas lo consideran interesante o, más revelador aún, cuántas ejecutan al menos una de las acciones a las que llama, como clicar un enlace. 

No los consideres compartimentos estancos e incomunicados entre sí, porque una misma campaña puede responder a varios de ellos. 

6. Frecuencia de envío

A ver, me dedico al marketing y la publicidad y, como a los políticos o los futbolistas de élite, nos cuesta hacer afirmaciones rotundas en según qué cosas.

Y es que todo es relativo. 

Depende de a qué te dediques, de la cantidad de contenido que generes o de la frecuencia con la que se renueve su catálogo o varíes los precios.

¿Es lo mismo Zara que la tienda de calzado infantil que Pepi ha puesto en la esquina?

Pues entonces las campañas tampoco van a ser iguales. 

Necesitaría conocer los parámetros que te comento, pero considerando la cantidad de mensajes que una persona lee, que es otro de los destacados, diría que enviando más de uno a la semana corres el riesgo de saturar.

Y que con menos de uno al mes (porque te decantes por lo trimestral o algo por el estilo) corres el riesgo de que se olviden de ti. 

7. Tamaño de la newsletter 

Para que te hagas una idea, lo ideal es que el receptor pueda ver lo más importante en una sola pantalla cuando está en el ordenador, y en tres o menos cuando está en el móvil.

Hablamos del mensaje principal, el resto no debería ir mucho más allá. 

De todas formas, el tamaño no es tan importante como el diseño. 

Diseño y estructura: ¿cómo organizar la información?

Aquí te voy a poner un cartelón que diga “¡ATENCIÓN!” porque me parece crucial.

Es que no se trata solo de que la persona lee el email y no se aburra, no, es que le tiene que parecer interesante, ¡interesante!

Tiene que ser claro y ameno, y una estructura que funciona bien es esta: 

1. Cabecera

cómo estructurar una newsletter

Debe contener la imagen y un titular llamativo, que explique el sentido de enviar ese email: informar sobre la empresa, sobre un producto, sobre una promoción…

La imagen debe hacer referencia al titular, y te recomiendo también usar tu logo en algún punto.

Un ejemplo: imaginemos que tienes una peluquería a la que suelen chicas jóvenes, de 15 a 35 años, y quieres promocionar los tintes.

Puedes poner un titular tipo “¡El rubio Targaryen ha llegado para quedarse!”, dentro de una imagen que muestre a una modelo que lo lleve con alguna referencia a Juego de Tronos, y con tu logo.

2. Cuerpo de texto

qué escribir en una newsletter

Lo bueno, si breve, dos veces bueno, pero dependerá de tu objetivo.

Si eres una ONG y estás informado de la última campaña contra el hambre, no vas a poder sintetizar demasiado, pero si eres una compañía de seguros ofreciendo un descuento, con poner bien grande el porcentaje y algún dato adicional será suficiente.

Con tres párrafos de unas seis líneas y una pequeña despedida/agradecimiento debería estar.

Pon negritas para que el lector pueda ver de qué va el tema de un vistazo.

3. Botón con llamada a la acción

botón CTA llamada a la acción

Ese botón lo es todo, porque cuando termine el titular llamativo y se acabe de convencer con ese texto tan persuasivo que has enviado, querrá pasar a la acción.

Coloca la llamada en el centro de la caja de texto y dentro de un marco de color, con lo que quieras según tu nicho: “Reservar hoy mismo”, “Comprar ahora”, “Dono ahora”, etc. 

Si además utilizas el verbo en primera persona o en infinitivo, muchísimo mejor.

4. Información extra

Aprovecha que mandas el email para contar otras cosas sobre ti o sobre la empresa.

Lo más importante estará arriba, así que aquí puedes explayarte sin pasar de las cuatro pantallas de móvil y sin meter demasiadas imágenes, porque si no cargan no habrá más que huecos. 

Te aconsejo que uses esta parte para poner visualmente los datos.

Si eres una agencia de marketing, usa iconos y números para decir a cuánta gente habéis ayudado, y si eres la peluquería de la que te hablaba antes, para recordar qué otros productos y servicios tenéis disponibles y desde qué precio, siempre eligiendo con criterio.

Las clientas no quieren lo mismo después del verano que antes de Navidad.

  • Contactos. Tus redes, la manera de contactar contigo. Se suelen emplear los iconos enlazados de cada red para que, al tocar o clicar, el usuario vaya directamente. Y es común que se ubique en una caja de texto diferenciada de la parte anterior (por ejemplo, por el color de fondo), y que contiene también los siguientes puntos.  
  • Datos legales. Esto es obligatorio y te aconsejo encarecidamente ponerlo, porque te puedes meter en un lío si no. En letra pequeña, recoge lo más destacado de normativa de protección de datos y cómo el usuario puede hacer valer sus derechos: acceso, rectificación, cancelación… Debes incluir las formas de contacto para hacerlo. 
  • Enlaces de gestión. Realmente se incluyen dentro de la información anterior, pero se pueden distinguir claramente al principio o al final, así que lo pongo separado. Sí, son los enlaces de “No quiero recibir más e-mails” o “Actualizar mis preferencias de suscripción” que no queremos que cliquen, pero que también traslada honestidad y transparencia. ¡Y que hay que ponerlo, leñe! 

Por supuesto, me dejo atrás otras cuestiones también interesantes que sería para tratarlas individualmente, como el color.

Cuida bien el diseño y elige algo que te defina, que te represente a ti, como marca personal, o bien a tu marca comercial.

Tendrás que dedicar más tiempo al primero, pero los demás deben ir rodados.

De todas formas, en esto del marketing digital no hay nada escrito y se le da mucha importancia a la creatividad. Tanto los elementos como la estructura que presenten pueden variar muchísimo de la que te acabo de contar, como podrás ver en las plantillas.

Las hay para todos los gustos.  

Plantillas gratis para email marketing

plantillas para email marketing

Las plantillas te ayudan a cuidar el diseño de tus emails y a mantener la homogeneidad entre ellos, lo que es muy recomendable de cara a trabajar tu imagen de marca. 

Se trata de un patrón vacío o con imágenes y texto de relleno tipo Lorem ipsum. Hay muchas páginas que las ofrecen de manera gratuita, así que solo tienes que elegir, descargar y probar. 

Mi consejo es que confecciones tu email y lo previsualices antes de enviar para confirmar que es el que mejor te viene: muestra los elementos como quieres, cargan bien y en poco tiempo, etc. Pero, sobre todo, que sea responsive, que se adapte a cualquier dispositivo desde el que se abra. 

Son muchas las páginas que ofrecen plantillas gratuitas para tus mails, y en algunos casos las ordenan por categorías para que te sea más fácil elegir (lanzamiento de producto, venta, información, etc): Litmus, 99desings, Antwort o Themezy son solo algunos ejemplos. 

Una de las más utilizadas es Themeforest, que tiene un banco de más de 900 plantillas que puedes adquirir desde solo 8$.

Además de lo económico, lo interesante es que puedes elegir por categorías, tags, rango de precios, popularidad en ventas, valoración de los usuarios o fecha de subida.  

Debes asegurarte de que la plantilla está optimizada para tu gestor para luego seguir los pasos: descargar, subirla a través de la herramienta correspondiente del gestor y diseñar tu email. 

Estas plantillas se suman a las de los gestores de tus campañas de email marketing, así que muchas veces ni siquiera tienes que buscar en páginas externas porque tu herramienta de email marketing incluye plantillas gratis y plantillas de pago.

Herramientas útiles para email marketing

Los anteriores son proveedores de servicios, pero hay otras herramientas para utilizar de manera conjunta o separada, según tus necesidades. 

Excel, CSV o documentos de texto.

Seguramente utilices alguno de estos para tus listas de suscriptores. Si utilizas un CSM como WordPress, puedes descargar tu lista desde PHPmyAdmin, y luego abrir el fichero con una hoja de cálculo que utilizarías luego para Mailchimp.

¿Cómo? ¿Qué aún no tienes lista de suscriptores?

Espero que sea porque acabas de empezar, porque si no no sé en que estás pensando.

Como mínimo, debes colocar el widget de suscriptores bien visible en tu portal.  

Plugins.

Se pueden implementar tu gestor de contenidos para poner en marcha tus campañas fácilmente.

Cada proveedor de servicios de email marketing tiene el suyo, como sucede con Mailchimp, Mailerlite y Benchmark, aunque el primero es el que cuenta con más potencial. Su editor es sencillo, flexible y muy efectivo. 

Aplicaciones externas.

Otras apps, como Drive, pueden ser usadas en algún momento para tus campañas. En este caso, te puede servir para importar suscriptores. 

HTML.

Escribiendo tú el código puedes crear y configurar una plantilla personalizada.

¿Desventaja?

No todos los que nos dedicamos al marketing online sabemos de código, así que te toca aprender o contratar a un profesional.

Según leas podrás sentir la tentación de ir probando diferentes herramientas, pero debes ir paso a paso y poner en orden tus prioridades.

Hazte con una buena lista de suscriptores, piensa bien qué les tienes que decir y cómo según tus objetivos, y trastea los gestores para hacer una campaña muy visual, entretenida.

Aprovecha las primeras para conocerles mejor y poder ir segmentando, todo lo demás es secundario.  

Gestores de email marketing más populares

Proveedores de servicios de marketing por correo electrónico hay bastantes, pero no quiero marearte mucho. Mencionaré los más populares:

Mailchimp

Es la más conocida en todo el mundo, y la favorita de muchos usuarios por ser sencilla de utilizar y muy intuitiva.

Te permite crear newsletters bastante personalizadas y con diseños muy atractivos, así como obtener los resultados de tus campañas, entre otras cosas.

Lo primero es crear una cuenta eligiendo nombre de usuario y contraseña, y después añadir tus contactos a la lista de suscriptores.

Tienes varias opciones para hacerlo, como importar desde Excel, desde un CSV o documento de texto o utilizando apps como Google Drive. Lo siguiente segmentar en varias listas según perfil e intereses. 

Tras hacerlo podrás diseñar tu campaña según el tipo con varios entre los que elegir. Si optas por texto plano enviarás algo sin formato con solo texto, y si eliges el diseño automatizado podrás enviar emails de forma automática.

Son opciones que se unen a la división A/B (para enviar dos newsletters diferentes de manera aleatoria y ver cómo funcionan) o la regular (para hacer envíos estándar).

En este paso también tendrás que escoger el nombre de la campaña, el asunto del mensaje, los contactos o el email al que quieres que respondan.

Pero lo más importante es el diseño, para el que podrás tirar de plantillas propias del gestor o seleccionadas e importadas por ti. O bien ir usando las herramientas disponibles para crear tu propio email.  

Después ya solo tendrás que enviar o programar tu email, además de evaluar los resultados obtenidos.

Con Mailchimp puedes conocer el número de personas que han abierto tu email, cuántas veces se han clicado los enlaces que has incluido y cuántas personas han optado por darse de baja. 

Acumbamail

acumbamail

Los gestores de email marketing tienen un funcionamiento similar, así que no voy a contarte lo que puedes hacer con Acumbamail porque conociendo lo que hace Mailchimp ya puedes hacerte una idea.

A lo que sí te invito es a comparar diferentes herramientas disponibles entre ellos, porque pueden variar

Lo cierto es que Acumbamail, también muy conocida por los expertos, tiene algunas limitaciones con respecto a Mailchimp.

Las dos permiten importar hasta 2000 suscriptores, pero ninguna permite emitir respuestas automáticas.

Acumbamail no tiene un editor para hacer campañas muy gráficas, mientras que Mailchimp sí lo tiene.

Además, las plantillas que ofrece este último gestor son bastantes más atractivas.

También puedo destacar que Acumbamail no tiene aplicación móvil, pero puedes tener una cuenta de pago desde solo 15 euros y el soporte técnico es muy bueno y en español.

Mailchimp sí que tiene app, pero por menos de 40$ no tienes una versión más completa. 

Benchmark  Email

bechmark email

A Benchmark también le faltan algunas de las herramientas que tiene Mailchimp, como una buena integración de plugins o la posibilidad de automatizar campañas basándote en el comportamiento de tus suscriptores o el tiempo. 

Sin embargo, sí tiene autorespondedores incluidos en su plan gratuito, y las plantillas, al contrario de lo que sucede con Acumbamail, son bastante atractivas. Y, además, tiene editor para hacerlas más gráficas. 

Es la más económica de estas tres, porque desde unos 12 dólares puedes acceder a planes de pago.

Pero mi consejo es que, si estás iniciándote en esto del email marketing, vayas probando con versiones gratuitas para conocer todo el potencial de la herramienta y, según necesites ir implementando opciones, estudies cuál te puede venir mejor para adquirir una versión de pago. 

Mailerlite

mailerlite

Es otra de las plataformas para email marketing más popular en este año 2020. De hecho, cada vez la recomiendan más webmasters que se comunican con los miembros de su lista de correo a través de esta herramienta.

Su interfaz es muy sencilla, tiene un plugin disponible para WordPress y las tasas de apertura son muy correctas (no llegan a spam).

Además, su precio es más económico y puedes utilizarla gratis hasta los 1000 suscriptores, así que muy recomendable.

Active Campaign

active campaign

Es la abeja reina en email marketing, pero también es la más cara.

Muchos la recomiendan porque con ella se pueden incluir otras automatizaciones y tareas CRM, además del envío programado de newsletters.

La mayoría la prefieren frente al resto de herramientas porque la personalización de la newsletter es mucho mayor, así como la segmentación de tus suscriptores o la creación de embudos de venta.

Eso sí, prepara la billetera porque no te va a salir barata, pero bien merece la pena.

Ejemplos de newsletter que molan mucho 

Es verdad que, a la hora de medir lo bien hecha que está una newsletter, intervienen factores subjetivos como los intereses o los valores de cada persona, por eso he insistido en la importancia de conocer a tu target.

La mejor newsletter es la que resulta interesante, sin más, pero con frecuencia va a resultar visual y entretenida aquella que cumple con lo que ya he explicado.

Veamos:

WWF

Seguro que la conoces, pues es una de las mayores organizaciones conservacionistas del mundo, y el oso panda de su logo te resultará familiar.

No bombardean con emails constantes, y los que envían resultan sumamente informativos, con titulares muy claros y directos, cuerpos de texto en la extensión justa y bien divididos, y datos que hacen la información muy visual.

Con esto consiguen textos sencillos de leer, pero muy persuasivos, de manera que ya te sentirás muy llamado a la acción para cuando te topes con el botón “Hazte socio/a”, que ponen en un botón verde muy llamativo al final. 

Civitatis

Es una compañía que organiza visitas guiadas, excursiones y actividades en español en los principales destinos del mundo.

No se dedican a enviar ofertas de reservas ni nada por el estilo, o no siempre, sino que preparan newsletter en forma de entradas cortas de blog con los tipos que más triunfan, como las listas de destinos.

Por ejemplo: “9 planes ideales para conocer España”.

Suelen adjuntar un texto corto y fotos para hacerlo muy visual, aunque corren el riesgo de que no carguen.

Aún así, procuran ordenar la información para que no desmaquete si las fotos no aparecen. 

Spotify

La plataforma de música en streaming es más monotemática, por así decirlo, que las dos anteriores: básicamente quiere que te suscribas a su formato premium.

Sin embargo, también es capaz de dar la información de forma muy visual y persuasiva, y es un ejemplo de personalización.

Al final de año te envía los minutos totales de música, los artistas que has escuchado, las canciones o los géneros y eso, aunque lo haga una máquina, siempre va a generar interés en el lector o lectora porque le habla de él/ella mismo/a.

Más personalizado, imposible.  

Ni que decir tiene que todas las newsletter mencionadas tienen debajo el enlace de rigor para facilitar a quien recibe la baja del servicio, si así lo desea. 

Que si fórmulas para ganar suscriptores, que si segmentar, que si escoger el mejor día de la semana y la mejor hora… Madre mía, vaya lío, ¿no? No te agobies, esto tiene mucho de ensayo y error.

A la hora de saber cómo hacer email marketing, lo más importante son dos cosas: 1) asegurarte de que esa persona quiere recibir tu email y 2) que le resulte interesante. Se trata de analizar los datos, de escuchar a tu audiencia. Poco a poco. 

Quiza tambien te interese :

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…