Skip to content

Cómo ser Youtuber en 2020

¿Quieres ser youtuber y ganar dinero? Entonces debes saber que, para conseguirlo, no basta con que seas bueno grabando y editando vídeos. Además, debes posicionarlos. Por mucho que te hayan contado y por más que Youtube pertenezca a Google, el SEO no es igual.

¿Por qué lo sé? Mi equipo y yo hemos realizado experimentos para poder determinar los factores del posicionamiento en Youtube. Así que día de hoy puedo afirmar que soy la persona que más sabe del mundo sobre el algoritmo del segundo mayor buscador del mundo.

¿Quieres ser un youtuber de éxito? ¡Empieza por aquí!

Aprende a crear vídeos de calidad que atrapen al usuario, a posicionarlos y monetizarlos con este curso de SEO en Youtube.

1. Crear tu canal de Youtube

Para no comenzar la casa por el tejado, antes de ponerte a grabar vídeos como un loco, debes dar a la página principal de tu canal la importancia que se merece.

Aquí te enumero algunos de los puntos clave a tener en cuenta:

  • Identifica qué va a hacer de tu canal algo diferente, único o especial sobre el resto del mismo sector.
  • Define bien a quién te diriges, cuál es tu público objetivo, aquel que encontrará en tu canal los contenidos que le interesan o busca.
  • Incluye en la cabecera muy brevemente el valor que aportas.
  • Elige el tipo de vídeo que vas a ofrecer (tutoriales, vlogs…)
  • Establece la frecuencia de publicación. ¿Cuál es la idónea? La que te permita hacer vídeos que valgan la pena.
  • Determina cuál va a ser tu estilo, al que deberás ser fiel siempre para cimentar tu canal como una imagen de marca.
  • Organiza tu contenido por secciones para que tus seguidores encuentren fácilmente tus vídeos.

1.1. Elegir el nombre de tu canal

Escoge un buen nombre para tu canal, pues será la denominación que aparecerá en tus vídeos, en los resultados de búsqueda y lo que hará que la gente entienda de qué trata, ya sea tu nombre (como es mi caso, Romuald Fons), una marca, una categoría o un título descriptivo de aquello que vas a tratar.

¿Quieres DUPLICAR tu TRÁFICO?

Curso de SEO 100% Gratuito.

  • Crea una web optimizada SEO
  • Aumenta su tráfico con estrategias seguras
  • Gana dinero pasivo con ella

Una vez que lo hayas elegido, ponlo en el buscador de Youtube y comprueba que no existe ya o aparece otro muy similar con el que podría ser confundido. Haz lo mismo también en Google y en las redes sociales, esto último para saber si el nombre está disponible para crear cuentas en ellas.

Salvo para los casos de marcas personales, procura que el título de tu canal de Youtube sea fácil de recordar y, a poder ser, “pegadizo”, de esos que se te quedan a la primera en la memoria. Para ello, evita usar números, o que sean de más de tres o cuatro palabras.

1.2. El logo de tu canal

Es el icono o la foto que te identifica en Youtube como autor y también como usuario y se muestra en la home de tu canal, en los comentarios que realices, en las páginas de suscripciones, etc.

Es, de hecho, el elemento de tu canal que más se muestra en todo el ecosistema de Youtube y el primer impacto tuyo que verán los usuarios.

No hace falta, por tanto, resaltar la importancia que tiene que selecciones una imagen que te represente correctamente.

Si tu canal es de marca personal, lo suyo es que aparezca una foto de tu cara, o de ti o tu equipo en un contexto que permita de un simple vistazo saber de lo que tratan tus contenidos.

La otra opción, la más habitual para marcas comerciales, es poner el logotipo de la empresa.

En cualquier caso, ten en cuenta las medidas que te sugiere Youtube para que se vea bien en los distintos tamaños en que se podrá mostrar. En la actualidad la imagen es circular.

1.3. La imagen de cabecera

Es la imagen tipo banner que encabeza tu canal de Youtube y lo que primero verán quienes visiten tu canal.

Lo ideal es escoger una imagen que represente bien a tu canal, que sea llamativa y que puede incluir un eslogan o lema que de primeras deje bien claro al usuario lo que ofreces.

Puede ser una fotografía del autor del canal, para casos de marca personal o video blogs, o un logotipo, que servirá también para los anteriores y para las empresas e instituciones.

Al tratarse de una imagen horizontal de notable tamaño se puede jugar con ella y hacer composiciones de más de una fotografía.

En la parte inferior derecha se pueden sobreimpresionar los enlaces hacia otras redes sociales, una web o un llamamiento a la suscripción al canal.

Para que tu cabecera se vea bien en todos los dispositivos es importante que tenga una medida mínima de 2048 x 1152 píxeles, aunque lo óptimo es que sus dimensiones sean 2560 x 1440 píxeles.

1.4. La descripción de tu canal

No tiene ningún secreto: ha de ser una breve explicación de lo que trata tu canal que los usuarios verán en la página de tu canal y en los resultados de búsqueda de Youtube.

Sin embargo, hazla con intención, ya que usando palabras clave relacionadas con tu temática puedes ayudar al posicionamiento de tu canal y tus vídeos.

Trabájate bien los primeros 150 caracteres de tu descripción, puesto que será el fragmento que les aparecerá a los usuarios en los resultados de búsqueda y con esas breves palabras debes atrapar su atención y motivarles a que te visiten.

Un buen truco es pensar cómo buscaría un usuario un canal que ofrece lo que tú aportas en tus vídeos y utilizar esas palabras clave en tu descripción, pero sin repetirlas como un loro.

Y muy importante: si quieres posicionar tus vídeos no incluyas en la descripción un enlace para captar suscriptores o un link hacia tu web porque eso hará que muchos cliquen y se vayan del vídeo, con lo que bajará tu retención de audiencia, un factor clave de posicionamiento en Youtube, como veremos en el apartado dedicado a la optimización SEO.

1.5. El tráiler de tu canal

Es un tráiler. Al igual que el de una película, este vídeo resumirá lo que el usuario podrá encontrar en tu canal.

Si activas esta opción, este vídeo aparecerá en la parte superior de la home de tu canal para quienes te visiten y aún no sean suscriptores tuyos.

Aunque podrás ver de todo por ahí, lo recomendado por Youtube es que sea un tráiler y no una película en sí misma, de modo que lo suyo es que dure entre 30 y 90 segundos.

Aprovecha también el título y la descripción de tu tráiler para reforzar el mensaje que vas a mostrar en él.

Una práctica habitual entre los youtubers es fijar como tráiler alguno de sus vídeos más populares o, concretamente, aquel que las métricas le dicen que más suscriptores capta.

 

2. Crear tus vídeos para Youtube

Para triunfar como youtuber has de dominar la grabación y edición de vídeo. Pero no te preocupes, que no debes contar con equipos caros ni grandes conocimientos. Si tu contenido es bueno y sabes conectar con la gente, como si grabas con un móvil.

En este apartado del curso voy a enseñarte a crear vídeos teniendo en cuenta el SEO en Youtube, con técnicas y recursos muy útiles y que no desnaturalizarán nunca tus contenidos.

2.1. El guión

La planificación es importante, aunque hay gente que improvisa muy bien y apenas le hace falta un guión a la hora de grabar sus vídeos.

Lo que debes tener siempre muy en cuenta es que los primeros 15 segundos de tu vídeo son fundamentales.

Ése es el tiempo medio que cada usuario dedica a decidir si sigue viendo el vídeo o se va por donde ha llegado.

En tan corto espacio de tiempo ha de darte tiempo a atrapar su atención, anunciándole lo que vas a ofrecerle y qué beneficios puede reportarle.

Aunque seas de los que improvisan, un guión básico te ayudará a no dejarte nada en el tintero, algo que puede ocasionarte pérdidas de tiempo teniendo que volver a repetir la grabación o a hacer una labor de montaje más pesada.

En los vídeos de Youtube es crucial el ritmo. Un bostezo en el usuario es un potencial suscriptor perdido. Evita los rellenos intrascendentes y ve al grano, pasando con agilidad de un punto a otro sin tiempos muertos.

A mí me funciona bien para mantener el ritmo hacer alguna broma o mostrarme histriónico de vez en cuando. En cualquier caso, sé tú mismo siempre. Si intentas simular ser quien no eres, lo más probable es que fracases.

Aquí un ejemplo de un vídeo de hora y media que ha visto entero muchísima gente:

2.2. La grabación

Antes de ponerte a grabar, ya sea con un equipo megaprofesional o con tu iPhone, prueba antes para ver cómo queda la iluminación, el sonido, el encuadre, etc.

Con la práctica encontrarás rápidamente tu propio estilo, que será uno de los factores clave para diferenciarte de otros canales de tu misma temática.

Todos los elementos acabarán configurando la identidad de tu canal: desde el lugar donde grabes, el fondo que utilices, la ropa que lleves, los objetos que uses, la música, los efectos de sonido…

Los tiros de cámara deberán elegirse en función de aquello a lo que queremos darle protagonismo.

Por ejemplo, un tiro amplio de cámara permitirá poner en valor el fondo o a un conjunto de personas, mientras que un tiro medio será lo estándar y un tiro corto o primer plano será ideal para los vloggers.

No obstante, combinar los tres, teniendo siempre uno como base, aportará a tus vídeos el dinamismo necesario para atrapar la atención.

Un ejemplo de varias tomas de distintos tiros de cámara dentro de un mismo vídeo:

La iluminación es también muy importante para evitar vídeos oscuros y con sombras. Salvo que grabes en exteriores y con el tiempo soleado y despejado, la luz ambiental no resultará nunca suficiente.

Haz siempre pruebas antes de empezar la grabación definitiva, al menos hasta tener configurado tu equipo de iluminación habitual.

El otro factor fundamental para el éxito de un vídeo es el sonido. Si no se oye bien, despídete de tener usuarios y mucho menos suscriptores en tu canal.

Evita ecos, ruidos de fondos y cuenta con un micrófono con garantías, ya sea de corbata, de sobremesa o los llamados de escopeta. Con un iPhone podrías llegar a apañarte si realizas la grabación en un sitio medianamente insonorizado.

2.3. La edición

Tan importante o más que la grabación del vídeo será su proceso de edición. Por suerte, hoy en día hay programas que facilitan mucho esta tarea. Aunque si sumas talento al uso de buenas herramientas, los resultados pueden ser espectaculares.

Los programas más usados para editar de vídeos entre los youtubers son el Adobe Premiere, el iMovie y el Final Cut Pro.

Todos ellos te permitirán corregir el color, brillo y contraste de tus fotogramas, además de sobreimpresionar gráficos, rótulos o imágenes para enfatizar determinados momentos.

Un truco muy frecuente en el mundo audiovisual es introducir en el metraje tomas de recurso, bien para ilustrar lo que se está contando o para “esconder” aquellas partes donde ha habido errores en la toma de imagen (que no de sonido, obviamente) durante la grabación.

Estos programas también permiten acercar las tomas, de modo que aunque no hayamos grabado desde distintos ángulos se pueden simular efectos de movimiento o de zoom, así como eliminar los “tiempos muertos”, esos espacios en los que no dices o muestras nada y que nada gustan a los usuarios.

Por supuesto, con estas herramientas podrás incluir música, un elemento dinamizador fundamental para muchos tipos de vídeo. Puede serlo como protagonista o simplemente como fondo, en un segundo plano por detrás de tu voz.

Ojo al tema del copyright de las canciones o temas que vayas a incluir, sobre todo si tienes la idea de monetizar el vídeo. Hay infinidad de sitios donde lograr música libre de derechos, empezando por el propio editor de vídeos de Youtube, aunque, eso sí, están más oídos que el “Despacito” de Luis Fonsi.

Las herramientas de edición de vídeo incluyen las funcionalidades necesarios para la exportación de los trabajos a Youtube. No obstante, bastará con que el formato sea de 16:9 y en HD para que se vea perfectamente.

2.4. Las tarjetas

Las tarjetas son unas pequeñas bandas o cajas que aparecen en una zona de tu vídeo en un momento determinado y que sirven para promocionar otros vídeos tuyos de la misma o similar temática, una lista de reproducción, tu canal o tu web.

Es muy habitual que quien salga en el vídeo llame la atención de alguna forma al usuario sobre la aparición de la tarjeta, llamándole a la acción para que la use. Obviamente, para hacer esto debes saber en qué momento exacto va a aparecer.

Además, si lo vas a hacer, lo suyo es que remitas a vídeos que sabes que tienen una retención de audiencia superior a tu media, lo que servirá para mejorar el SEO de tu canal. Puedes conocer este dato gracias a Youtube Analytics.

¿Cuándo insertar las tarjetas? Lo ideal es hacerlo en aquellos momentos en que los usuarios tienden a dejar de ver tu vídeo. Si consultas el informe de retención de audiencia puedes ver dónde aparecen las caídas de usuario.

Ahí es donde deberías colocar las tarjetas para que, en lugar de irse a ver vídeos de otro canal, vean otro tuyo. También puedes redirigirlos a alguna de tus listas de reproducción, donde tendrán más opciones donde elegir.

No obstante, Youtube te recomienda hacerlo al final de tus vídeos, allá por el último cuarto, con el objetivo de que las tarjetas no distraigan su atención del contenido que ya está viendo.

Los textos de llamada a la acción son muy breves pero al pinchar sobre la tarjeta se expande la caja y ahí puedes personalizar tu mensaje. Usa el arte del copywriting para que no se te escape ningún usuario.

Youtube te aporta informes sobre el éxito o fracaso de tus tarjetas, indicándote cuáles y dónde funcionan mejor, las de qué vídeos, etc.

2.5. Las pantallas finales

Las pantallas finales aparecen en los últimos segundos de reproducción de cada vídeo y tienen básicamente la misma finalidad que las tarjetas: evitar que se marchen y favorecer que vean otros contenidos tuyos, que se suscriban a tu canal o a otro que te interese, o que cliquen en un enlace hacia tu página web.

A diferencia de las tarjetas, su tamaño es mucho mayor, por lo que no es recomendable enviar muchos mensajes a la vez, ya que de este modo el usuario puede no saber por qué decidirse al ver la pantalla atiborrada.

Lo habitual es proponerles otro vídeo para aumentar las visualizaciones de tu canal y la retención de la audiencia. Puedes elegir recomendar los más populares, otros de contenido muy relacionado o los que históricamente más suscriptores te han generado.

También es muy frecuente pedir la suscripción al canal, para lo que habrá una llamada a la acción con tu icono, que se convertirá en una caja más clásica de CTA al pasar el cursor sobre él.

Las pantallas finales son fácilmente editables y también puedes controlar su funcionamiento a través de los informes de Youtube Analytics.

Un buen truco para destacarlas es dejar la imagen del final de tu vídeo despejada, con un fondo de color uniforme, para que todo el foco vaya para los mensajes de tus pantallas finales.

2.6. Los thumbnails

El thumbnail o miniatura es la imagen o careta que sale en el vídeo en los resultados de búsqueda o en tu canal antes de comenzar la reproducción.

Aunque Youtube hace de oficio que asignes un thumbnail a cada uno de tus vídeos, eligiendo entre los fotogramas del mismo, la inmensa mayoría de los vídeos con buenos rendimientos usan miniaturas personalizadas.

Las miniaturas de vídeo son un factor clave en las tasas de clics y las reproducciones.

Es la carta de presentación de tu vídeo y debe llamar la atención del usuario e incitarle a pinchar en él. A veces, con esa imagen al usuario le basta para saber de qué va el vídeo, sin siquiera tener que leer el título o su descripción.

A partir de esa premisa, casi todo vale con tal de que el tuyo destaque sobre el resto: uso de colores muy agresivos, contraste, letras sobreimpresionadas, imágenes de impacto, gráficos, etc.

Es importante que tengas en cuenta a la hora de crear tus thumbnails que se verán en móvil, por lo que debes evitar letras pequeñas o imágenes de detalle.

No obstante, sí deberías de mantener unos elementos o denominadores comunes entre todos tus vídeos con vistas a crear una identidad propia que haga que tus usuarios reconozcan enseguida esos trabajos como tuyos.

Además, las miniaturas consistentes ayudan a tus vídeos a destacar en la página de resultados de Youtube y en la barra lateral de vídeos sugeridos al mostrar un patrón dominante al verse varios juntos.

Puedes controlar desde el propio entorno de Youtube Creator Studio el CTR de cada vídeo y así cambiar las miniaturas que no te estén dando buen resultado.

2.7. El subtitulado de los vídeos

Subtitular tus vídeos ayuda al algoritmo a identificar la temática del vídeo y reforzará el SEO al incluir necesariamente las palabras clave por las que quieres posicionarlo.

Si no lo susbtitulas entero, puedes hacerlo al menos en las partes más importantes, aquellas en las que aparezcan las keywords principales.

3. El SEO para tus vídeos de Youtube

Ahora que ya has creado tu canal y has grabado y editado tus vídeos, es hora de optimizarlo todo para que aparezcan en lo más alto de las búsquedas en Youtube, que se ha convertido en el segundo mayor buscador online del mundo, sólo por detrás de Google, al que pertenece.

Sin embargo, aunque sean la misma empresa, el SEO en ambos buscadores es distinto y no se rige por los mismos factores de posicionamiento.

En este apartado vamos a ver las acciones a realizar para que tus vídeos dominen las búsquedas de sus palabras clave.

3.1. La búsqueda de las palabras clave

No es ni más ni menos que la tarea de encontrar la palabra o la combinación de palabras por las que la gente buscaría en Youtube el contenido de nuestro canal de vídeos.

Cuando logramos identificar esas keywords y optimizar nuestros contenidos para ellas, conseguiremos más visitas, más reproducciones, más comentarios, más “me gusta” o “no me gusta”, más retención de audiencia, más suscriptores y, como consecuencia de todo ello, más dinero si monetizamos los vídeos.

Aunque hay, como decía, muchos aspectos distintos entre Youtube y Google, hay otros que comparten.

Por ejemplo, la utilidad del autocompletar del buscador, que te sugiere a poco que escribas unas letras o una palabra aquello que la gente suele buscar. Son términos populares que te servirán como keywords para tus vídeos.

 

Puedes usar herramientas como Keywordtool.io, que tiene una función específica para keywords de Youtube, para obtener cientos de variaciones de la palabra clave principal.

Otra estrategia común válida es la de “espiar” a la competencia. Observa qué palabras clave utilizan canales de tu mismo sector o temática. Puedes ir directamente al apartado de sus vídeos más vistos y analizar qué keywords usan en sus títulos y descripciones.

A la hora de buscar tus keywords ten en cuenta también si estas arrojan resultados de vídeo en Google. Si es así podrás competir también en las SERPs de este otro buscador. Un 2×1 en toda regla.

3.2. El título del vídeo

El título de un vídeo es, junto a la miniatura, el elemento clave para que un usuario pinche para verlo. Ambos han de ir de la mano y combinarse bien para armar el reclamo perfecto para tu vídeo.

Además, el título debe incluir las palabras clave exactas que resuman el contenido del vídeo. Preferentemente y siempre que tenga sentido, han de ir situadas lo más cercanas al principio porque Youtube les da así mayor relevancia.

Debes optimizar también el CTR de tus títulos, puesto que a mayor número de clics en un vídeo, más señales le das a Youtube de que tu vídeo interesa y, por tanto, debe clasificarse bien. Pero no te pases de frenada e incurras en el clickbait, que últimamente está siendo penalizado.

3.3. La descripción del vídeo

Es el texto que ayuda a Youtube –y al usuario– a entender mejor de qué trata tu vídeo y el contexto en el que se inscribe.

Una buena descripción debe contar con al menos unas 150 palabras y resultar atractiva para el usuario.

Usa emoticonos, colores… ¡Todo lo que sirva para llamar su atención, sobre todo si quieres convertir con ese vídeo!

Procura que en las primeras dos o tres frases aparezcan las palabras clave fuertes, ya que son las que se muestran en los resultados de búsqueda y a las que Youtube otorga más peso.

Olvídate, por tanto, de incluir ahí enlaces a tus redes sociales, tu web o de suscripción a tu canal, salvo que hayas indicado a tus usuarios que les ibas a dejar unos enlaces sobre un contenido referido en el vídeo.

Una vez incluidas al principio las palabras clave objetivo, repítelas dos o tres veces en el resto del texto para enfatizar su relevancia.

Además, si usas palabras clave sinónimas amplías el campo semántico y podrás clasificar al mismo tiempo para otras keywords interesantes.

No repitas nunca una misma descripción para dos vídeos, aunque aborden la misma temática.

Si las palabras clave de tu descripción coinciden con las de otro vídeo de otro canal, es muy probable que Youtube muestre el tuyo en la barra lateral de vídeos sugeridos, por lo que es bueno echar un ojo a las descripciones de la competencia.

3.4. Los tags del vídeo

Los tags son palabras y frases que ayudan a Youtube y a Google a identificar mejor la temática de tus vídeos y a mostrarlos en los resultados de las búsquedas de los usuarios.

Es importante incluir siempre como tags tu nombre y el nombre de tu canal. Usa también en tu vídeo como etiquetas el nombre de algún canal que aparezca en las primeras posiciones para la keyword por la que peleas. Pero sin pasarte.

También es interesante ver qué tags usa tu competencia y copiar algunas de ellas. Para ello puedes instalarte las extensiones de Chrome Tags for Youtube o Tubebuddy. O simplemente mirar el código fuente, si sabes hacerlo.

Con estas acciones facilitarás que tus vídeos aparezcan en los vídeos relacionados de la barra lateral derecha.

No es necesario poner demasiadas etiquetas (entre 5-10 de media está bien), puesto que Youtube se centra en las primeras y puede ser contraproducente.

La primera de todas debe ser la palabra clave exacta por la que quieres posicionar tu vídeo. En el resto recurre a la categoría concreta y a léxico amplificado del contexto temático.

Además, cada etiqueta no debería tener más de 2 o 3 palabras. Si necesitas inspiración para ponerlas, te pueden ayudar herramientas como TagsTube o VidIQ Boost.

3.5. La interacción con el usuario

Las señales de engagement o interacción del usuario con nuestros vídeos son tenidas en cuenta por Youtube a la hora de clasificar.

Los “me gusta”, pero también, para sorpresa de muchos, los “no me gusta”; los comentarios; las suscripciones; los vídeos compartidos y embebidos; y toda acción que el usuario realice sobre nuestros vídeos le dan pistas a Youtube de que se trata de un contenido que interesa y, en consecuencia, debe estar bien clasificado en los resultados de búsqueda.

Sabiendo esto, el reto es tratar de obtener el mayor grado de interacción con nuestros usuarios y suscriptores.

Podemos invitarles a dejar un comentario lanzándoles una pregunta desde el vídeo; pedirles que le den al “like” o al “dislike” para valorar nuestro vídeo; que se suscriban o compartan el vídeo en caso de haberles gustado o parecido útil, etc.

Durante las 24-48 horas posteriores a la publicación del vídeo es positivo responder a los comentarios para dar señales de creación de comunidad y de feedback con tus visitantes. Y manténlos limpios de spam, en la medida de lo posible, claro.

También puedes fijar un comentario tuyo arriba del todo para fomentar la participación o pedir la opinión sobre algo en concreto.

Si tienes una web, predica con el ejemplo e inserta tus vídeos en tus post. Para fomentar que tus vídeos sean compartidos o embebidos, hazlos sorprendentes, provocadores y útiles, que son las tres cosas que más inducen a ello.

3.6. La retención de la audiencia

La retención de audiencia es una de las piedras angulares para el posicionamiento de los vídeos en Youtube.

Es el porcentaje medio de un vídeo que ven los usuarios que clican en él. Los vídeos que son consumidos íntegramente logran una mayor visibilidad en las búsquedas y otros lugares de la plataforma que aquellos otros que son abandonados en algún momento de la reproducción.

De ahí la importancia, comentada anteriormente, de que el arranque del vídeo sea atractivo y enganche al usuario.

La tarea no es sencilla, pues en 15 segundos debes condensar el anuncio de lo que vas a contar, dejar claro el valor que piensas aportar y hacerlo de manera que incite al espectador a permanecer ante la pantalla. Un ejemplo:

Para no aburrir al usuario hay que ir cambiando de patrón: ahora muestro un gráfico, ahora un cambio de ángulo, ahora hago una pequeña broma…

Los datos de audiencia que te aporta tu canal te permitirá ver en qué momentos tienen tus vídeos picos y valle.

Analiza cuándo ocurre cada caso y detecta lo que gusta de lo que haces y lo que no.

3.7. El tiempo de visionado

Es otro de los factores de posicionamiento que tiene muy en cuenta el algoritmo de Youtube: el tiempo total de minutos visionados que ha pasado la gente viendo el vídeo desde que se publicó.

Como es obvio, las estrategias llevadas a cabo para aumentar la retención de audiencia servirán al mismo tiempo para incrementar el tiempo de visionado.

Una de las tácticas específicas para este último factor y que podría considerarse contraproducente o cuanto menos mucho más exigente para la retención de la audiencia es la creación de vídeos de larga duración.

Lógicamente, a mayor número de suscriptores mayor tiempo de visionado tendrán tus nuevos vídeos, por lo que deberías poner toda la carne en el asador de cara a la obtención de nuevos seguidores.

Utilizar las redes sociales para promocionar tus vídeos es otra vía para engrosar el tiempo de visionado de tu canal.

Hay otro factor vinculado a este que también es interesante conocer: el tiempo de visionado de cada sesión de usuario. Esto incluye la totalidad de minutos que una persona permanece en la plataforma, independientemente del canal en que lo haga.

Si tras ver un vídeo tuyo la persona sigue navegando por Youtube, tu contenido será visto positivamente por el buscador, mientras que si sirve de puerta de salida no te hará ningún favor.

Las listas de reproducción, con su puesta en marcha automática de los vídeos que las componen, uno tras otro, son buenas para el aumento del tiempo de visionado por sesión de usuario.

Las tarjetas y pantallas finales que ya vimos antes también son buenos aliados en este sentido. Incluso pueden enlazar directamente a listas de reproducción en lugar de a vídeos individuales.

3.8. Las palabras clave del canal

Las palabras clave de tu canal de Youtube, su descripción y los vídeos que subes le sirven a la plataforma para ubicar tu temática y la categoría de tus contenidos.

En función de ellas decide también qué vídeos mostrar en la columna de vídeos relacionados. Es decir, que esa barra lateral no solamente muestra vídeos que tienen que ver con la temática del que se está reproduciendo, sino que también incluye vídeos de canales de una categoría similar.

Selecciona entre 7 y 10 palabras que en conjunto no sumen más allá de unos 50 caracteres para garantizar un óptimo rendimiento.

Podrás introducir las palabras clave de tu canal en el botón “Avanzado” de la sección del Canal de tu Youtube Studio.

Un apunte: al contrario que en los tags no puedes introducirlos separándolos con comas. Aquí para las keywords de más de una palabra se usan las comillas.

 

4. Cómo hacer crecer tu canal

Ha llegado el momento de dar el salto y hacer que tu canal crezca en suscriptores y en reproducciones. Mi canal, con algo más de 200 vídeos, suma ya 90.000 suscriptores y 4 millones de visualizaciones.

En este apartado te doy las claves para triunfar y las estrategias que puedes llevar a cabo para tener éxito.

4.1. Aumentar tu número de suscriptores

Los suscriptores recibirán notificaciones cada vez que subas un vídeo, lo que repercutirá positivamente en tus parámetros de tiempos de visionado y retención de audiencia.

Configura la home de tu canal con tu mejores vídeos (los que los datos te indiquen que más seguidores logran) arriba del todo, en la zona más visible, para captar suscripciones entre quienes te visiten por primera vez.

Del mismo modo, cada lista de reproducción debería ir encabezada por el vídeo de la misma que presente mejores cifras.

Has de procurar crear una comunidad en torno a tu canal. Un grupo numeroso de participantes que interactúan con tus contenidos dará señales a Youtube de que tu canal está vivo y beneficiará a su posicionamiento.

Tendrás mucha ventaja a la hora de destacar si tu canal se configura como un nicho de contenido vertical.

También funciona bien crear una sección de “Quién soy”, explicando lo que ofreces y lo que buscas con tu canal.

Promociona desde tus redes sociales tus vídeos de Youtube y la suscripción a tu canal. Incluso en la propia cabecera de tu home puedes incluir un link para aumentar tu número de suscriptores.

4.2. Incrementar las visualizaciones de tus vídeos

¿Sabías que cada minuto se suben a Youtube 400 horas de contenido de vídeo?

Por más específico que sea tu contenido, siempre habrá canales que aborden temáticas similares y con los que tendrás que competir.

Aunque un buen posicionamiento de tus vídeos te dará visitas procedentes de las búsquedas en la plataforma, no hay que subestimar las que pueden llegarte desde los vídeos sugeridos (barra lateral en desktop y debajo del vídeo en reproducción en mobile).

También puedes saber, con la herramienta VidIQ, cuál es el mejor momento para publicar tus vídeos, a partir de las métricas de otros vídeos tuyos subidos con anterioridad a Youtube.

4.3. Promocionar tus vídeos

Las 24 primeras horas de tu vídeo en Youtube son cruciales. En ese tiempo la plataforma le da una mayor visibilidad al ser un contenido nuevo.

Si aprovechamos ese tiempo para demostrar que nuestro vídeo gusta a los usuarios, mejorará su clasificación.

Para difundirlo y así mejorar sus cifras tenemos varias maneras. Una de ellas es moverlo por las redes sociales. Aquí me puedes ver vendiendo mi canal de Youtube en Facebook:

Un truco para evitar que Facebook le dé menos alcance por no ser un vídeo nativo, sino de Youtube, es crear un clip breve que sirva de aperitivo y luego remitir en el comentario de la publicación al vídeo entero en Youtube.

Si tu vídeo es útil y satisface la curiosidad sobre alguna cuestión, puedes usarlo como respuesta en algunos sitios donde la gente acude con dudas y preguntas, como Quora, Yahoo Respuestas o foros temáticos de tu sector.

De igual forma, si activaste una pestaña de Comunidad en la home de tu canal de Youtube, puedes promocionar tu vídeo como parte de una publicación que dirijas a tus suscriptores.

Otra baza posible es enviar tu vídeo a los posibles suscriptores que tengas por mail de tu web.

También puedes trasladar el concepto del guest posting a Youtube, creando un vídeo destinado a publicarse en otro canal con el objetivo de pescar algunos de sus usuarios como suscriptores. Elige canales con más masa social que tú.

4.4. Las playlist

Las playlist, conjuntos de vídeos agrupados por abordar una misma temática, ayudan a organizar y categorizar el contenido de tu canal y, además, son valiosas para el posicionamiento, ya que amplían el número de las palabras clave por las que puedes rankear.

No escatimes esfuerzos, por tanto, a la hora de escribir los títulos y descripciones de tus listas de reproducción, que deben incluir obviamente las palabras clave que te interesen.

Las playlist pueden clasificarse para aparecer en los resultados de búsqueda. Si lo consigues tendrás unas jugosas visitas y previsiblemente buenos datos de tiempo de visionado.

Para favorecer el CTR puedes elegir a discreción el thumbnail de la lista de reproducción y no conformarte con el que sale por defecto.

También puedes destacarlas combinando en tu canal sus presentaciones en vertical y en horizontal.

4.5. Youtube Studio

Utiliza las funcionalidades e informes que te aporta Youtube Studio para mejorar las métricas de tus vídeos y hacer crecer tu canal.

Analizando los puntos fuertes y débiles de tus trabajos podrás hacerte una idea de los gustos de tu público, sus costumbres y demandas.

Los informes de analítica de Youtube Studio te permitirán aumentar el CTR de tus vídeos, así como ver qué fuentes de tráfico te están funcionando mejor y a cuáles podrías sacarles un mayor provecho.

Al igual que ocurre con Google Search Console, en Youtube Studio puedes encontrarte con que tus vídeos se han posicionado de manera natural para palabras clave que tú no habías elegido.

En casos así, aprovecha y crea vídeos optimizados para esas palabras clave de oportunidad.

4.6. La marca de agua

Los youtubers pueden incluir una imagen (habitualmente un logo o icono) como marca de agua que aparecerá en todos sus vídeos en la parte inferior de la pantalla y que, además de fortalecer la imagen de marca, si el usuario hace click sobre ella le dirigirá a la suscripción del canal.

Con el fin de evitar distraer la atención del usuario sobre el propio vídeo, Youtube recomienda usar un fondo transparente para la marca de agua, si bien lo cierto es que los que tienen un fondo sólido convierten más suscriptores.

Sea como fuere, muchos usuarios desconocen esta función. Por eso hay youtubers que optan por que la marca de agua sea un botón de “Suscríbete”. Como este tipo de aquí abajo XD:

Youtube te deja elegir en qué momento aparece y cuánto permanecerá en pantalla la marca de agua, aunque la configuración no permite personalizar estas opciones para cada vídeo individualmente.

Lo normal es que los porcentajes de clic sobre la marca de agua sean muy bajo, pero con los informes puedes optimizarla para sacarle el máximo jugo posible.

4.7. La pestaña de Comunidad

A la hora de crear tu canal puedes añadir esta pestaña cuyo objetivo es interactuar con tus seguidores más allá de los vídeos.

En ella puedes publicar lo que se te ocurra para dinamizar la participación, desde encuestas a mensajes de texto o incluso post, como si se tratara de un blog. También, por qué no, alguna promoción comercial.

En este apartado tienes la opción de preguntar a tus suscriptores sobre lo que les gustaría que hicieras, dejar un adelanto de tu próximo vídeo para crear expectación o unas tomas falsas.

Si colaboras con otro canal, es un lugar estupendo para recomendarles que lo visiten.

Eso sí, si creas esta pestaña no te limites a copiar ahí lo que pones en otras redes sociales.

 

5. Monetizar tu canal de Youtube

Te has pegado un trabajo enorme para crear tus vídeos, posicionarlos, ganar suscriptores… ¿Y ahora? Ahora es el momento de sacarle rendimiento económico a todo ese esfuerzo.

En esta sección te voy a mostrar las principales posibilidades de monetización que tienes a tu alcance en Youtube.

5.1. Youtube Ads

Los anuncios de Youtube tienen 6 formatos distintos y se muestran antes y durante la reproducción de tus vídeos en función de la temática, los datos del público objetivo y el país.

Este año Youtube estableció unos nuevos requisitos para poder monetizar que enfadaron a un gran número de youtubers. El conocido como Admaggedon. Y es que para optar a lograr ingresos por tus vídeos debes acumular antes 4.000 horas de reproducción y contar con una masa mínima de 1.000 suscriptores.

Esta exigencia, por impopular que pueda resultar a muchos, hará que los youtubers más novatos se centren en ofrecer calidad en lugar de mirar nada más que el retorno económico.

Mientras recorres el trayecto hasta ser partner de Youtube para poder cobrar, lo que te interesa es segmentar bien tu audiencia.

Los anunciantes buscan siempre públicos objetivos bien definidos. Si el tuyo lo es, tus vídeos tendrán demanda de anunciantes.

Ayudará también tener tus vídeos bien SEO optimizados, ya que los anunciantes de Adwords buscan por palabras clave, como los usuarios.

Si habilitas un vídeo para ser monetizado y te sale un símbolo de dólar amarillo significa que tu trabajo no se considera apto para todos los anunciantes.

Esto no implica directamente que estés violando las políticas de Youtube (de hecho el vídeo se publicará con normalidad) pero la monetización será complicada.

¿Cuándo aparece el dólar amarillo? Sale cuando detecta vídeos que única y exclusivamente buscan impactar al usuario, en los que se abusa de los insultos y el lenguaje obsceno, aquellos cuyas miniaturas son engañosas y no se corresponden con el contenido, los que son polémicos…

No deja de ser una manera de advertir al youtuber de que no todo vale con tal de ganar dinero.

Se busca más calidad, al fin y al cabo: si quieres cobrar, ofrece contenidos que realmente valga la pena ver y satisfagan las necesidades del usuario.

Youtube Studio te posibilita ver el perfil demográfico de tu audiencia y así saber si los contenidos que estás publicando se adecuan a sus intereses.

5.2. Ventas y promociones

Las posibilidades de monetización de tu canal son muy amplias: venta de productos, promociones, patrocinios, marketing de afiliación, merchandising…

Conscientes del poder de prescripción de muchos youtubers, las marcas les buscan para llegar a públicos muy bien definidos.

Y no hablamos únicamente de autores con decenas de miles de suscriptores, sino también de los de canales más pequeños, pero de nichos tan específicos que llegan al target deseado por el anunciante.

Las ofertas de estas marcas se vehiculan de muchas formas, pero el vídeo patrocinado es una de las más frecuentes. El youtuber cita la marca o habla de alguno de sus productos o servicios.

Otro formato recurrente y más sutil que el anterior es el llamado product placement, que consiste en hacer aparecer en el vídeo un producto de la marca anunciante, ya sea presentándolo o desempacándolo.

Los anunciantes no siempre van a tocar a tu puerta, por lo que no es nada descabellado dirigirte tú a ellas para hacerles saber las ventajas de promocionarse en tu canal. Puedes aportarles datos de experiencias previas, si yas las has tenido con otras marcas.

Si no es así, una buena manera de saber a quién dirigirse es observar qué firmas se publicitan en otros canales de tu mismo sector.

5.3. Marketing de afiliación

La afiliación es otra vía interesante de monetización. Se trata de promocionar un producto usando un enlace que te identifica y gracia al cual la marca te dará una comisión por cada venta lograda.

La ventaja es que para hacer este tipo de marketing no necesitas asociarte con la marca, únicamente es preciso que tenga este tipo de campaña activa y te des de alta. Elige, eso sí, algún producto que no chirríe respecto a los contenidos habituales de tus vídeos.

Los enlaces suelen colocarse en la descripción del vídeo para que el usuario clique en ella si le has convencido. Para eso deberás mostrarte natural y convencido de que lo que estás vendiendo es bueno.

5.4. Merchandising

En el merchandising en lugar de ganar una comisión por cada venta, obtienes el 100%. Porque lo que estás vendiendo es un producto que has creado o fabricado tú mismo en torno a la marca de tu canal.

Si no tienes un número considerable de seguidores ni te molestes en intentar esta técnica de monetización. Los ingresos no superarían la inversión.

Siempre ayudará que los enlaces que lleven al interfaz de compra sean amigables y fáciles de memorizar, al margen de que los ubiques bien visibles en la descripción del vídeo.

5.5. Crowdfunding

El micromecenazgo o financiación colectiva es una de las formas de monetización más en boga de los últimos años. Y lo es por lo que implica de conexión y compromiso entre el youtuber y su audiencia.

Se trata de que tu comunidad colabore con tu canal aportando pequeñas cantidades de dinero.

El mecanismo suele implicar una recompensa para el que colabora, que puede ser de muy diversa índole: contenidos en exclusiva, adelantos de próximos vídeos, regalar u ofrecer descuentos en merchandising del canal, sesiones de interacción en directo con el youtuber, etc.

Una de las plataformas de crowdfunding más populares entre los youtubers es Patreon.

El crowfunding no tiene por qué ser necesariamente para “pagar” la producción de vídeos de tu canal, sino que puede abrirse para proyectos concretos del autor, como puede ser un libro, una serie, un documental, una app…

5.6. El botón de Sponsor de Youtube

Hace no mucho puso en marcha Youtube esta opción que viene a ser su propio sistema de crowdfunding. Consiste en que tus fans te hagan aportaciones económicas regulares a cambio de ciertos privilegios o beneficios, todos ellos disfrutables en el propio marco de la plataforma.

Si tienes una base sólida de suscriptores, puedes hacer un vídeo explicándoles los beneficios de dar un paso más y convertirse en tus patrocinadores.

 

Quiza tambien te interese :

¿Tienes alguna pregunta?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…